La Policía investiga la malversación de ocho millones en el Consorcio de Bomberos de Cádiz

Comentarios 1

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional está a punto de finalizar una larga investigación que arrancó en el año 2013 y que tiene en el punto de mira una presunta malversación de fondos en el Consorcio Provincial de Bomberos de Cádiz. El presunto fraude habría abierto en el erario público un agujero de ocho millones de euros.

Ayer prestaron declaración en la comisaría provincial de Cádiz algunos de los altos cargos que han llevado las riendas del Consorcio de Bomberos en los últimos años. Entre ellos, dos de los tres últimos presidentes del consorcio: el socialista Andrés Beffa y Fernando García Navarro, senador del PP y ex alcalde de Bornos. A García Navarro le sustituyó en el cargo Francisco Vaca, que a lo largo de este mes también tendrá que declarar, al igual que otros altos directivos.

Lo que la UDEF trata de esclarecer, entre otros posibles delitos, es si el seguro contratado por el Consorcio de Bomberos para que sus miembros puedan prejubilarse a la edad de 60 años pero seguir percibiendo la totalidad de sus nóminas hasta los 65 cumple con la legalidad.

La investigación entra este otoño en su fase decisiva, tanto por las pesquisas policiales como por la implicación del fiscal anticorrupción y la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Cádiz. Pero fue en mayo de 2013 cuando el Sindicato de Bomberos de Cádiz (SBC) presentó en la Fiscalía la denuncia que destapó lo que los sindicalistas consideraron entonces "una presunta estafa".

A este seguro denunciado por la central sindical se le conocía como plan de previsión social, que básicamente garantizaba a los bomberos y altos cargos una renta salarial creciente hasta su 65 cumpleaños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios