Promotores plantean calificar como VPO 1.990 viviendas de renta libre

  • La propuesta, formulada por 48 inmobiliarias, responde a la oferta lanzada por la Junta para sacar al mercado parte de las 90.000 viviendas que hay en 'stock'

El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, informó ayer de que 48 empresas del sector inmobiliario han planteado ya poner alrededor de 1.990 viviendas de renta libre en proceso de calificación para su venta como vivienda protegida (VPO). Estas propuestas llegan después del anuncio realizado el pasado 7 de mayo por el presidente de la Junta, Manuel Chaves, de abrir con constructores la negociación de un modelo que salvase 90.000 viviendas que estaban sin vender. El objetivo del Gobierno andaluz: "Rescatar el parque de vivienda muerta" .

El consejero explicó que se trata de empresas que "tienen dificultades" para colocar las casas en el mercado, por lo que deciden proponerlas para su calificación como vivienda protegida. Aunque para iniciar los trámites son necesarios una serie de requisitos, como la superficie de los inmuebles, que deben rondar entre los 70 y los 90 metros cuadrados, así como sus calidades.

Hasta el momento, las viviendas de renta libre listas para su conversión en viviendas protegidas se repartirían en 52 municipios distribuidos por la geografía andaluza. En Málaga y la Costa del Sol, que según la consejería es "donde más demanda de vivienda protegida hay", se han propuesto 546 viviendas, y en Cádiz otras 363, de las que 210 estarían ubicadas en Algeciras.

La provincia de Almería dispondría de 290 viviendas, 122 de ellas situadas en El Toyo, una zona donde está habiendo problemas para la construcción de VPO, y "a través de esta fórmula, sí se podrían implantar", aseguró Espadas. Por último, desde la provincia de Sevilla han llegado propuestas para 127 viviendas, repartidas entre Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas, Los Molares, Marchena y Benacazón.

Respecto al tiempo de entrega de las viviendas para su puesta en el mercado, el consejero no fijó ningún plazo, pero indicó que "tardarán lo que supone un proceso normal de calificación", aunque en será más ágil al estar ya construidas.

Otra iniciativa puesta en marcha para la reactivación del sector de la construcción fue la entrega de nueve lotes de suelo público, con el objetivo de fomentar la vivienda protegida "para familias que no pueden acceder al mercado libre por sus elevados precios", dijo el consejero. Esta disponibilidad de suelo permitirá la construcción de hasta 1.551 nuevas viviendas protegidas, distribuidas en las provincias de Sevilla, Almería, Huelva y Cádiz. De esta cifra, 535 irán destinadas a la venta, mientras que las 1.016 restantes serán en régimen de alquiler.

Esta adjudicación de suelo está enmarcada dentro de las iniciativas que la consejería promueve dentro del Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012, a través del cual está prevista la construcción de 8.400 viviendas protegidas en la comunidad a lo largo de este año.

El suelo entregado ayer beneficiará, según Espadas, a unas 1.500 familias y el precio de adjudicación de los mismos asciende a 23 millones de euros. La construcción de las viviendas supondrá una inversión de 90 millones, y permitirá la creación de 1.566 empleos en el plazo de un año. Las obras, que corren a cargo de nueve empresas, tienen un plazo de ejecución de 24 meses.

Espadas adelantó que en septiembre mantendrá una reunión "a tres bandas" con constructores y entidades financieras con el objetivo de "dar confianza a las entidades de crédito" explicándoles dónde piensan construir y quiénes van a construir, dando así las garantías que estas requieren para dar respaldo financiero a los promotores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios