El alcalde de Puerto Real espera que sus declaraciones sobre la Corona sean "la primera piedra" de la III República

Comentarios 3

El alcalde de Puerto Real (Cádiz), José Antonio Barroso (IU), se ratificó hoy en las declaraciones realizadas contra el Rey durante la celebración de un acto del Ateneo Republicano del Campo de Gibraltar en Los Barrios el pasado 16 de abril, aseguró que asumirá lo que la Fiscalía --que ha iniciado diligencias de oficio por si hubiera un delito contra la Corona-- decida al respecto y deseó que el proceso que se ha iniciado sea "la primera piedra del advenimiento de la III República".

En declaraciones a Europa Press, Barroso afirmó que, para saber lo que dijo "sólo hay que leer el 'Interviú' o el libro de Jesús Cacho" 'El negocio de la libertad' e incidió en que "es lo que se ha venido diciendo con insistencia en todo este tiempo".

"Si la Fiscalía ha decidido abrir una investigación, me parece perfecto, y de ahí derivará lo que tenga que derivar, y si me tienen que juzgar que me juzguen", subrayó el primer edil, que, en este sentido, dijo que si finalmente se acreditan las injurias al Jefe del Estado, "y la Ley parece que habla de la posibilidad de encarcelamiento, pues nada, que me metan en la cárcel".

El edil puertorrealeño manifestó que "la Monarquía borbónica es de naturaleza corrupta, felona, traidora y licenciosa en su comportamiento", pero "eso lo digo yo y lo dicen todos los historiadores" y se preguntó "si también van a meter en la cárcel a todos los historiadores".

"El problema es --argumentó-- que el gran público no lo sabe o no quiere saberlo, con ese manto de silencio que hay" y se mostró "convencido" de que "el Rey no hace honor a su condición de Jefe de Estado porque no tiene una conducta que se corresponda con esa alta dignidad".

En cuanto a la exigencia del PP de Puerto Real de que realice "una rectificación", señaló que no acudió al acto del Ateneo Republicano como alcalde y añadió que "digo lo que me da la gana" porque el PP "no luchó por la democracia como yo luché, y luché precisamente para decir lo que me da la gana" y añadió que "si Franco no me puso el bozal, no me lo va a poner el PP".

Asimismo, reflexionó que "la Fiscalía todavía no me ha acusado y el PP ya me acusa" y deseó que el proceso que se ha iniciado a raíz de sus declaraciones "se convierta en la primera piedra del advenimiento de la III República".

Las declaraciones

Según publicaron el 17 de abril algunos periódicos provinciales, durante el acto organizado por el Ateneo Republicano, Barroso manifestó: "El Borbón es hijo de un crápula. El Borbón de condición deleznable, el presente, no es menos deleznable de lo que su padre fue. Afectó al golpe de estado, despreciado por el tirano, al que reiteradamente le solicitó su incorporación al ejército faccioso. El Borbón es hijo de una persona de condición licenciosa, deplorable, deleznable. No menos licenciosa que la de su esposa. El Rey señores, porque su procedencia lo es, es corrupto".

Asimismo, afirmó: "En el año 1982, el Rey solicitó a través de la Casa Real, una ayuda para abortar el proceso de expropiación de Rumasa. Solicitó seis millones de dólares de la época, de los que le fueron entregados tres para abortar el proceso. Si el Rey tiene huevos que lo niegue, porque yo sé quien le dio el dinero y cómo se lo dio. Y si los medios fueran capaces de reproducir esto, yo me someto a la exigencia jurídica del sistema para demostrarlo o no".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios