Eider Gardiazabal. Eurodiputada y vicepresidenta de la Comisión de Presupuestos

"Queremos que Andalucía no pierda de golpe los fondos de cohesión"

  • El Presupuesto 2014-2020 enfrenta a las instituciones europeas. "El futuro no está en la PAC, así no nos diferenciamos de los demás". "6.000 millones contra el paro juvenil es una cifra ridícula".

Comentarios 11

-La derecha europea preconiza la sacra austeridad para salir de la crisis con Merkel como paladina. La izquierda sugiere lo contrario. Es curioso que el Parlamento Europeo (PE) unifique su voz y advierta que se ha elegido un camino erróneo.

-El PE es mayoritariamente de derechas, pero cada día hay más voces críticas con la austeridad. No es una cuestión de ideología sino de resultados y sentido común. Es evidente que hay que cambiar porque cada vez estamos peor y encima cada vez con más déficit, más deuda y más prima de riesgo.

-El PE tiene por primera vez derecho de veto si la propuesta de Presupuestos del Consejo para el lapso 2014-2020 no le satisface. En ese caso se prorrogaría el marco anterior. Las diferencias parecen hoy insalvables.

-El Consejo propuso en febrero recortar más de 120.000 millones respecto al techo de gasto ideal para el Parlamento, que son 1,07 billones de euros. Queríamos que las cuentas se mantuviesen igual en agricultura y fondos de cohesión y que el monto global creciese un 5%, destinando ese repunte a políticas de investigación y contra el paro. En el Consejo han confluido dos fenómenos: la austeridad y el euroescepticismo. Los países emergentes y EEUU prefieren acometer políticas relativamente expansivas e invierten en innovación y conocimiento, justo los campos donde la UE debería destacar.

-¿Cuál es la relación de fuerzas en esta pelea?

-Los ricos quieren recortar. Otros países que a priori pueden defender el crecimiento quizás cambien de opinión siempre que sus partidas no se toquen. El sur, que incluye a Francia, considera que la Política Agraria Común (PAC) es prioritaria. Y los países del Este no quieren recortes en los fondos estructurales. El Consejo ha pensado: venga, recortamos un poco en general para que todos se vayan algo tristes pero haya unanimidad. El Parlamento difiere: si la austeridad es la norma entre los socios de la UE, por lo menos que el Presupuesto haga mínimamente de palanca.

-Dice que la PAC y los fondos de cohesión son intocables para el PE, pero el Consejo ha ignorado olímpicamente la advertencia.

-Son las dos grandes partidas porque absorben el 80% de los recursos. Ambas pierden, pero no son las grandes afectadas. La peor parte, en términos porcentuales, se la llevan innovación y desarrollo.

-La PAC perderá un 11% de sus recursos.

-Sí, pero estaba muy bien dotada. El futuro de la UE no está en la PAC. Con eso no nos vamos a diferenciar del resto del mundo.

-Andalucía afronta un feo panorama. Como región en tránsito, recibirá menos fondos de cohesión que cuando era objetivo 1.

-A España y a Andalucía les va a tocar menos. Pero queremos que la pérdida para la comunidad andaluza sea gradual, que las regiones en tránsito no pierdan de golpe todos los fondos, sobre todo teniendo en cuenta que es allí donde más duro golpea la crisis.

-Para no depender en exclusiva de las aportaciones de los estados, el PE también quiere herramientas financieras europeas: el IVA y la tasa tobin.

-Si hay un Presupuesto europeo también deberíamos contar con unos ingresos europeos porque así se logra independencia económica y se evitan las visiones nacionalistas. Tras un intenso debate, hemos llegado a la conclusión de que la tasa tobin es la mejor idea porque no grava a los ciudadanos sino al sector financiero. Pero como no ha habido acuerdo en la UE-27, once socios, incluida España, se han puesto de acuerdo para ponerla en marcha. Queda por discutir qué se grava y en qué medida.

-¿Qué pasará con el cheque británico?

-Se mantiene, pero se calculará de otra forma. Ése es el famoso, pero hay 10 ó 12 cheques más. Todos los que más aportan lo tienen: Alemania, Suecia, Países Bajos. Los ricos al final no ponen tanto como deberían.

-Me está diciendo que el invento de la UE no es tan oneroso para Alemania como a menudo nos trasladan sus políticos. Obvio.

-Alemania aporta más que nadie, pero se ha beneficiado de los fondos estructurales españoles más que la propia España porque con ese dinero les hemos comprado muchos productos. Es una relación de gana-gana.

-Otra de las luchas del PE es la introducción de una cláusula de revisión obligatoria del Presupuesto.

-Queremos obligar al Consejo a hacer una valoración más o menos a mitad de mandato para ver en qué se ha gastado el dinero, con qué eficacia y si hace falta reforzar unos programas o quitar recursos de otros. Decimos lo de obligatoria porque en este marco financiero 2007-2013 ya se incluía un mecanismo de revisión pero sin la opción de forzar retoques.

-Preparan un fondo contra el paro juvenil. Tres cuestiones: dotación, cuña a la que aspira España y políticas financiables.

-La propuesta del Consejo, 6.000 millones, es ridícula para siete años. El paro juvenil cuesta a los estados 150.000 millones al año. El otro problema es que en realidad 3.000 millones proceden del Fondo Social Europeo. No es dinero nuevo. España obtendría más o menos un tercio. Sólo aquellas regiones con una tasa de paro juvenil superior al 25% pueden acceder al fondo. Se trata de ofrecer una oportunidad a los ninis (ni estudian ni trabajan) que lleven cuatro meses en el paro. A los que hayan acabado estudios se les proporcionará una beca de formación, y a los que sigan estudiando, cursos que mejoren su perfil. Aparte de pedir más dinero, el PE quiere que se amplíe el umbral del beneficiario de los 25 a los 30 años; y que se haga un seguimiento exhaustivo de qué tipo de becas se van a dar, para que no sustituyan empleo y sean de calidad.

-Muchos españoles de esa edad se van. Sablazo de capital humano. Sablazo demográfico.

-Es que encima se están yendo los mejores. Todo el esfuerzo que España hizo por dar una buena educación a las nuevas generaciones -ya no exportamos albañiles sino ingenieros y médicos- es una inversión perdida porque se están beneficiando otros países. Es una aberración económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios