convención nacional del pp

Rajoy recibirá a Díaz la semana que viene para hablar de financiación

  • El presidente se reunirá con otros líderes regionales, aunque primará la negociación con el grupo socialista del Congreso, ya que el nuevo modelo se aprueba mediante ley orgánica

Comentarios 6

Mariano Rajoy recibirá a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, la semana próxima, probablemente el miércoles, para tratar sobre el nuevo modelo de financiación de las autonomías. Su intención es reunirse con tantos líderes regionales lo soliciten, pero el presidente del Gobierno tiene claro que primará la negociación con el PSOE federal y con su grupo en el Congreso de los Diputados, ya que el sistema se materializa en forma de ley orgánica y ésta debe ser aprobada con el apoyo socialista. Rajoy habló de la nueva financiación en la clausura de la Convención Nacional que ha celebrado su partido en Sevilla durante estos días.

El Gobierno central, se asegura desde el PP, no tiene problemas con la financiación, y siempre recuerda a los demandantes, en especial a Susana Díaz y al valenciano Ximo Puig, que el actual modelo fue pactado por José Luis Rodríguez Zapatero con ERC y algunas comunidades importantes, como Andalucía y Cataluña.

"Encantados de que nos den la razón", señaló Rajoy, que se comprometió a que las comunidades populares llevarán una única propuesta. "Estoy dispuesto a negociar con el PSOE, pero con un único PSOE", ha ironizado en más de una ocasión el presidente. La prueba que se aporta a este respecto es que el PP andaluz de Juanma Moreno ha aprobado el documento de consenso en el Parlamento que servirá a Susana Díaz de base.

La propuesta andaluza apuesta por la equidad en el reparto de fondos de las autonomías y propone una participación mayor en el IVA (del 50% actual al 75%) para dotar al conjunto de más dinero sin que se tengan que subir los impuestos. Susana Díaz ha estado presentando a los sindicatos y a la patronal los términos del acuerdo, pero en estos días se reunirá también con los dirigentes de los partidos con presencia en el Parlamento, incluido Juanma Moreno. El único partido que votó en contra fue Ciudadanos.

Rajoy clausuró la convención con el acento puesto en la defensa de sus dos logros de sus Gobiernos: haber evitado la quiebra económica, y por tanto la intervención, y haber hecho frente al desafío catalán. La quiebra y la rebelión de la que el viernes habló su segunda, María Dolores de Cospedal. Por primera vez, el presidente se ha manifestado sobre el rechazo de un tribunal alemán a extraditar a Puigdemont por el delito de rebelión. "Las decisiones de la Justicia hay que acatarlas, gusten o no, porque la ley manda más que un presidente". Y añadió: "Más pronto que tarde esto será un mal recuerdo, y España siendo ejemplo en Europa".

Dos ministros del Gobierno alemán se han manifestado a favor de la decisión del tribunal, y aunque ello ha creado fricciones con el español, tradicional aliado, Mariano Rajoy ha evitado dar respuesta al desaire. Lo que ha solicitado a los partidos catalanes es que elijan ya "un presidente viable, con independencia de cuál es su ideología". El Gobierno de Rajoy se hubiese conformado con la investidura de Jordi Turull antes de ser encausado por el juez Llarena. O con Elsa Artadi, pero en Barcelona se intenta ahora volver a la casilla B: elegir a Jordi Sànchez, encarcelado en Madrid. No es, para el Gobierno, un "presidente viable".

Mariano Rajoy cerró este domingo la convención de Sevilla con un apoyo expreso a Juanma Moreno como próximo presidente de la Junta y a Beltrán Pérez, como futuro alcalde de Sevilla. Su objetivo económico sigue siendo el de cerrar esta legislatura con 20 millones de trabajadores. Ya hay 18,5 millones de contribuyentes, gracias a que se han ido creando medio millón de empleos al año. Le quedarían un millón y medio. Si las generales fuesen en 2020, sería posible.

Rajoy anunció que buscará un acuerdo para renovar el modelo de financiación autonómica, pero adelantó que el PSOE tiene un problema de división porque no todas sus comunidades opinan lo mismo. Rajoy clausuró el acto con una llamada a su partido a estar preparado para las próximas elecciones, que serán las andaluzas, seguidas de las municipales y europeas de mayo de 2019. En un discurso donde criticó, sin citarlo, a derecha y a izquierdas, subrayó la experiencia del PP. "Los demás son sólo unas hipótesis, nadie puede ofrecer a los españoles lo que nosotros ofrecemos: experiencia, resultados y planes de futuro", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios