Regresan los últimos marineros retenidos en Santo Tomé

  • La expedición, integrada por Manuel Gil, José Carrasco y un representante de la empresa, llegó a Huelva en la tarde de ayer tras coger un vuelo directo desde el país africano hasta Lisboa

Sobre las ocho y media de la tarde de ayer llegaron a Huelva los últimos trabajadores de la empresa Astipesca que permanecían retenidos en Santo Tomé. El jefe de máquinas del 'Rosa Madre', el isleño José Carrasco Custodio, el patrón de costas del 'Figuereo XVII', Manuel Gil Vidal, y el representante de la armadora, cuyos datos no han sido facilitados, regresaron a España a través de un vuelo directo desde el país africano hasta el aeropuerto de Lisboa.

Fuentes familiares que esperaban a los marineros en la capital portuguesa comentaron que los miembros de la expedición presentaban "signos de mucho cansancio y estaban muy pachuchos", aunque aseguraron "que estos sentimiento se mezclan con la alegría y la satisfacción por volver a ver a sus más allegados después de más de un mes".

Y es que el regreso de estos tres trabajadores de Astipesca se complicó después de que las autoridades de Santo Tomé les requisaran los pasaportes e impidiera su salida en dos ocasiones: la primera se produjo el pasado jueves, cuando lo hizo el resto de la tripulación, y, la segunda, el pasado lunes, siempre, según las autoridades del país, como medida de seguridad para garantizar el mantenimiento de los nueve buques de la empresa, que permanecen en la bahía de Hernán Díaz de la república africana.

No obstante, según explicó el embajador de España en Santo Tomé, Ramiro Fernández, las autoridades locales aceptaron las medidas que tanto la empresa como la administración habían tomado en este sentido y que han sido, a la postre, las que han permitido a los tres españoles que hayan podido volver a Huelva.

En este sentido, la medida adoptada por la armadora, según confirmó ayer el secretario general del Sindicato Provincial de Comunicación, Transportes y Mar de CC OO, Pedro Escalante, ha sido la contratación en Santo Tomé de una empresa que se encargará del mantenimiento de los pesqueros, al objeto de evitar que encallen en la costa en caso de tormentas, que obstaculicen la navegabilidad de los barcos o que se produzca algún vertido.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, agradeció ayer al primer ministro de Santo Tomé y Príncipe, Patrice Trovoada, su "colaboración" por permitir la salida del país a los tres miembros de Astipesca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios