Rodríguez de Castro, detenido

  • Interpol localiza en México al ex delegado de la Zona Franca, huído desde hace más de 12 meses tras ser condenado a 8 años de cárcel y ocho millones de multa por el 'Caso Rilco'

Comentarios 14

Manuel Rodríguez de Castro, ex  delegado del Gobierno en la Zona Franca de Cádiz, fue detenido el jueves de la pasada semana en México por parte de agentes adscritos a Interpol, tras una petición en este sentido cursada por la Unidad de Fugitivos del Cuerpo Nacional de Policía. La noticia, adelantada en la mañana de ayer por la edición digital de Diario de Cádiz, culmina más de doce meses de búsqueda tras la orden dictada por la Audiencia Provincial de Cádiz, tras condenarle a ocho años de cárcel por el Caso Rilco. Rodríguez de Castro fue trasladado al Centro federal de Readaptación Social de México, a la espera de que se apruebe su extradición hacia España, lo que podría producirse en el plazo de unos 40 días. Al ser Interpol el cuerpo que ha actuado se supone que la detención se produjo en las inmediaciones de un centro de transportes en la zona de Pedregal de San Ángel, aunque esta circunstancia no ha podido ser confirmada.

Rodríguez de Castro fue nombrado delegado en la Zona Franca de Cádiz por el Gobierno de José María Aznar en 1996 y terminó dimitiendo en febrero de 2001 tras el escándalo que provocó su gestión con la creación de la empresa Rilco, así como la utilización de fondos públicos. Desde entonces, el empresario y político sólo salió a la luz pública en muy determinadas ocasiones, entre ellas el juicio que se celebró en Cádiz. Viajó por España y por Iberoamérica, donde acabó viviendo. En México llegó a conseguir en 2014  la nacionalidad de este país  abriendo  una empresa, Cromsat, dedicada al servicio de banda ancha y despliegue de redes para la zona de centroamérica y el Caribe, siguiendo la línea de negocio que intentó montar con Rilco a través de Zona Franca.  

La condena de ocho años de cárcel emitida por la Audiencia Provincial de Cádiz en julio de 2013 fue ratificada por el Tribunal Supremo en marzo del pasado año. Junto a la pena de prisión se le condenó también al pago de una multa de ocho millones de euros por un delito de fraude por obtención de subvenciones. Junto a ello, se suman 30 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

Fuentes de la Policía Nacional justificaron la tardanza en la localización y detención de Rodríguez de Castro por los numerosos cambios de domicilio realizado en este tiempo aunque finalmente se encontraba "totalmente integrado" en la sociedad mexicana.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, destacó el éxito de la "colaboración internacional y eficacia de los dispositivos policiales" a la hora de cumplir la orden de búsqueda y detención. "Creo que se ha hecho todo lo posible por indagar en unas circunstancias muy complejas. Ha pasado por diferentes países y ha utilizado muchos mecanismos para pasar lo más inadvertido posible". En este sentido, Sanz indicó que aunque estaba establecido en México, se movía mucho por los países de la zona y no hacía presencia en los actos públicos y en las redes sociales, en las que antes de la condena sí era asiduo, como una forma de su defensa pública.  A la hora de emprender sus nuevos negocios privados, intentó mantener una cierta privacidad para evitar ser localizado por la policía.

En la última etapa del gobierno del PP en Cádiz, el pleno municipal aprobó la reprobación de Manuel Rodríguez de Castro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios