Barómetro Joly

Rubalcaba gana puntos entre los andaluces como sucesor de ZP al frente del Gobierno

  • Un 26,2% de los sondeados prefieren al vicepresidente, aunque hay un amplio 66% que no se pronuncia. La ministra Carme Chacón, que esta semana se ha 'bautizado' como aspirante, apenas es citadal La sucesión de Rodríguez Zapatero

Comentarios 143

Si José Luis Rodríguez Zapatero no se presenta a las próximas elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba es, claramente, el preferido por los andaluces para la sustitución. Ahora bien, su contribución a un posible giro político en favor de los socialistas no está nada claro.

El Barómetro Joly, realizado por la empresa Commentia, comenzó a preguntar a los andaluces por el posible relevo de Rodríguez Zapatero en el verano del 2010, cuando ese debate aún no estaba en los medios de comunicación y mucho menos en la opinión pública. En aquella ocasión, los más citados fueron el presidente del Congreso, José Bono, y el entonces ministro del Interior, Pérez Rubalcaba. En un cuestionario en el que no se sugería ningún nombre, ambos políticos eran citados por el 5,2% de los encuestados. Pero a lo largo de estos meses, el debate sucesorio ha ido caldeándose. Rubalcaba es señalado ahora, también en espontáneo, por un 26,2% de los sondeados, y es el preferido tanto por los votantes socialistas como por los populares. Algo más de un tercio de los electores del PSOE de los comicios de marzo de 2008 (un 36,1%) se posicionan a favor de él.

Sin duda, el cambio de Gobierno que realizó Zapatero el año pasado contribuyó a la popularidad de Rubalcaba. Como vicepresidente del Gobierno, ministro de Interior y portavoz, sus apariciones en los medios han sido constantes; es uno de los mejores oradores, si no el mejor, del PSOE, y a él se le atribuyen bastantes éxitos en política antiterrorista, un campo en el que comenzó a trabajar desde la oposición a José María Aznar con los acuerdos que desembocaron en la Ley de Partidos.

Sin embargo, y aunque sea el preferido, su contribución a un posible cambio en la intención de votos está por ver. No se refleja en el sondeo. Así, hay un 42,1% de votantes habituales socialistas que, a esta pregunta, responden con un "no sabe, no contesta" e, incluso, un 25,8% mantienen que no prefiere ninguno.

La sucesión de Zapatero para las próximas elecciones busca, precisamente, eso: alguien, un candidato, que además de salvar el grave deterioro del actual presidente del Gobierno, mitigue la desafección del votante socialista para que pueda darle una vuelta a las encuestas.

Después del nombramiento del último Gobierno, todo indicaba que se había puesto en marcha una Operación Rubalcaba, pero en las últimas semanas se ha abierto otra opción fomentada por los zapateristas de primera hornada, algunos de aquéllos que le ayudaron a convertirse en secretario general del PSOE.

La más clara ha sido Carme Chacón, la ministra de Defensa, quien en un desayuno informativo celebrado en Madrid el pasado lunes, se posicionó a favor de que el sucesor de Zapatero fuera elegido por la militancia; es decir, en unas elecciones primarias. Y es que los partidarios de la Operación Rubalcaba pensaban en un nombramiento del comité federal sin necesidad de convocar unas elecciones de este tipo. Chacón toma, en cierto modo, una idea lanzada anteriormente por Felipe González.

Chacón, sin embargo, apenas es señalada como deseada sucesora de Zapatero: sólo un 0,8% de los consultados. Más apoyos consigue el presidente del Congreso, José Bono, aunque le gusta más a los electores del PP (un 3,5) que a los propios (un 1,6). Después de Rubalcaba y Bono, el más citado por los encuestados es José Blanco, ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE. En términos mucho más bajos, casi insignificantes, hay personas que citan al ex presidente Manuel Chaves y al secretario general del PSOE madrileño, Tomás Gómez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios