Una paciente denuncia al SAS por una aguja olvidada en el corazónLa huelga en Comes afecta a más de 35.000 usuarios de autocares en Cádiz

  • La indemnización que se le ofrece por esta negligencia es de sólo 3.000 eurosLos vehículos tuvieron escolta policial tras diversos actos vandálicos

Comentarios 3

La granadina E. P. J., de 59 años, vive desde 2004 con una aguja en el corazón. Un fallo en una operación hizo que los médicos se dejaran una aguja de sutura en el pericardio, la membrana que envuelve este órgano. La Consejería de Salud ha reconocido la "negligencia" pero sólo le concede una indemnización de 3.000 euros. Una cantidad insuficiente para la afectada teniendo en cuenta el riesgo de su situación. Por eso, ha interpuesto un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en el que reclama 180.000 euros.

Los hechos se remontan a febrero de 2003, cuando la mujer fue diagnosticada. Según el historial médico, en marzo de 2004 se sometió a una operación en el Hospital Virgen de las Nieves que terminó con éxito. Desde entonces no ha parado su periplo por médicos. Tres días después de recibir el alta fue a Urgencias con dolor en el hombro que le justificaron como normal tras una operación tan delicada. No fue hasta abril cuando le detectaron la aguja.

Ayer, primer sábado de Carnaval de Cádiz y segundo de la huelga de los trabajadores de Comes, la empresa de autocares tuvo serias dificultades para poner en marcha su servicio de transporte de viajeros y recurrió a la escolta policial para conseguir que los vehículos de los servicios mínimos pudieran salir de Cádiz.

A primera hora de la mañana, varias personas boicotearon la salida de los primeros autobuses provocando destrozos en cuatro de ellos, que sufrieron la rotura de lunas. La empresa calculaba que la protesta había afectado a entre 35.000 y 40.000 usuarios en este primer día de Carnaval.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios