Última hora Varios muertos y heridos al registrarse dos explosiones en un concierto en Manchester

Saldaña recuerda que los agricultores tiene la obligación de minimizar su impacto negativo

  • El consejero de Agricultura y Pesca ha resaltado el papel que los agricultores deben asumir en la lucha "contra el cambio climático"

El consejero de Agricultura y Pesca, Isaías Pérez Saldaña, ha advertido hoy de que el sector tiene la "obligación" de minimizar los impactos negativos del cultivo en el medio ambiente y ha resaltado el papel que los agricultores deben asumir en la lucha "contra el cambio climático".

Saldaña ha pronunciado la conferencia de clausura de unas jornadas técnicas de producción integrada, organizadas por Aecovi, la asociación que agrupa a la mayoría de pequeños y medianos productores del Marco de Jerez, y en su discurso ha incidido en la necesidad de fomentar técnicas de cultivo certificadas que garanticen "la sostenibilidad y la preservación de los recursos naturales".

El consejero de Agricultura ha enfatizado en recursos como el suelo y el agua y ha considerado que la sostenibilidad del medio debe convertirse en una "cuestión de conciencia" para el agricultor.

De igual modo, Pérez Saldaña ha advertido a los agricultores de que la sostenibilidad es "cada vez más una cuestión de competitividad", ya que los mercados "exigen productos que garanticen la ausencia de residuos y ofrezcan una calidad integral, incluida la medioambiental, en su proceso de producción".

Estas políticas, que "han dado un salto cualitativo" en esta legislatura, están contribuyendo, entre otras cosas, a mejorar de manera sustancial la imagen medioambiental de sectores que se encontraban con "serios problemas", como el de las hortalizas de Almería.

En lo que se refiere al viñedo, Pérez Saldaña ha mostrado su satisfacción por el hecho de que "desde hace ya años" se esté trabajando "con producción integrada y control biológico" que, a su juicio, son "dos de las direcciones" en las que es necesario "seguir avanzando".

A este respecto, ha entendido que, además de extender la producción integrada a la totalidad del Marco de Jerez, el sector debería aprovechar "esa fortaleza y esa ventaja competitiva" a la hora de promocionar sus productos en el exterior.

Para Pérez Saldaña, una de las "debilidades" de la producción integrada venía dada precisamente por la "ausencia de una política de promoción" hacia los consumidores y ha indicado que todos los esfuerzos se habían volcado hasta ahora en trasladar las ventajas de estas prácticas a los productos, olvidándose de los consumidores.

Este año se ha "corregido" esta "deficiencia" con el diseño de un logotipo "más atractivo, versátil y moderno" y la puesta en marcha de campañas de información dirigidas al consumidor, que de este modo podrá conocer "lo que hay detrás de un producto con etiqueta de producción integrada", ha apuntado.

El consejero ha aprovechado su encuentro con los productores del Marco de Jerez para animarles a "trabajar para incorporar ese elemento de promoción" a la imagen de sus vinos.

El mensaje que el sector debe transmitir es "claro", a juicio de Pérez Saldaña, y se sustenta en el hecho de que el Marco de Jerez "trabaja por la sostenibilidad, por los métodos de cultivo que conservan la tierra y el agua y por evitar el cambio climático".

Así, mientras "muchas empresas industriales se gastan millones de euros en vender unos supuestos beneficios medioambientales", los agricultores andaluces que apuestan por la sostenibilidad lo vienen haciendo ya "de manera diaria".

En la actualidad, la producción integrada en viña ocupa en el Marco de Jerez 3.976 hectáreas, el 80 por ciento de la toda la viña en producción integrada de Andalucía y cerca del 40 por ciento de la superficie total del Marco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios