Sánchez acusa a Iglesias de dificultar el cambio en su visita a Córdoba

  • El candidato socialista a la Presidencia recibe un gran respaldo de la militancia cordobesa.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró ayer que tendrá "su mano tendida hasta el último minuto" al líder de Podemos, Pablo Iglesias, para que junto a C's conformen "el Gobierno del cambio". Sánchez realizó estas declaraciones en un encuentro con militantes cordobeses, en el que recibió una cálida acogida y numerosas muestras de ánimo en su objetivo de ocupar la Presidencia del Gobierno.

Sánchez centró su discurso en Iglesias, al que acusó de obstaculizar el cambio necesario "para poner fin al Gobierno de la vergüenza". Indicó que "los españoles indignados no votaron" a Podemos para que siga gobernando Rajoy. "Quince millones de españoles votaron por el cambio", lo que supone "199 diputados, que son muchos más que la mayoría absoluta", expuso. A esto añadió que "somos tres partidos con un objetivo compartido", el de conformar "un Gobierno social" que ponga fin a las desigualdades.

También indicó que estas tres fuerzas votan "siempre igual" y están en contra de "los desahucios" y "los aforamientos" y a favor de "subir el salario mínimo". Así, le pidió a Iglesias "que anteponga los intereses de España a los suyos" e indicó que "cuando habla de sillones no parece que hable de sillones sociales", por lo que "tendrá que explicar por qué el cambio empieza por controlar los servicios de inteligencia de este país".

Tras su fallida investidura el pasado mes de marzo, Sánchez señaló que no va "a tirar la toalla, no me voy a rendir". A los militantes les pidió que vayan con "mucho orgullo porque el PSOE ha cumplido con sus obligaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios