Segundo aplazamiento del juicio por echar a una menor con falda corta de una procesión

  • La ausencia de un testigo de la defensa provoca esta nueva suspensión hasta septiembre

El juicio a seis miembros de la junta de gobierno de la Hermandad de la Virgen de las Angustias de Granada por la expulsión de su procesión de una joven de 15 años el pasado año porque llevaba la falda demasiado corta volvió ayer a ser aplazado. El motivo: la ausencia, por enfermedad, de una testigo de la defensa.

En declaraciones a la prensa, el letrado José María Suárez, que representa en la causa a la familia de la menor, lamentó esta nueva suspensión de la vista, que se ha vuelto a señalar para el próximo 12 de septiembre, a las 11.30 horas, en el Juzgado de Instruccion 2. "La infracciones penales prescriben con el tiempo", advirtió el abogado, para quien "lo justo" es que se aclare el incidente cuanto antes. Ésta es la segunda vez que se suspende el juicio. El primer aplazamiento tuvo lugar el pasado 9 de mayo, cuando el abogado del padre de la niña solicitó la declaración, como testigo, de un periodista de este diario, y la aportación de un vídeo de una televisión local, pruebas que han sido admitidas por el juez.

El caso se inició a raíz de la denuncia presentada por el padre de la niña, que decidió acudir a la vía penal después de haber agotado "todos los trámites posibles".

La parte denunciante, manifestó que la falta se enmarcaría en el artículo 620 del Código Penal, que castiga con multas los hechos que impliquen una amenaza, coacción, injuria o vejación injusta leve.

Según Efe, en su día, la Junta de Gobierno de la congregación advirtió sobre la "parcialidad" de la denuncia y negó que el abandono de la joven de la procesión fuera motivado por llevar la falda demasiado corta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios