El alcalde de Sierra de Yeguas califica de montaje la denuncia por violación

  • Intuye una maniobra política en la acusación de una concejal de su partido · Cree que el presidente del PP de Málaga quiere echarle por "no ser de su cuerda"

El alcalde de Sierra de Yeguas, Rafael Sánchez Lavado (PP), afirmó ayer que la denuncia por una presunta violación a su compañera de partido y primera teniente de alcalde, Josefa Torres, se debe a "un montaje" y acusó de participar en él al presidente del PP de Málaga, Joaquín Ramírez.

En una carta abierta remitida al propio Ramírez, el alcalde le pide que sea él quien dimita de su cargo por haber tomado parte en el caso y declararle culpable con la intención de echarle del partido porque no es "de su cuerda".

En el escrito, Sánchez recrimina a Ramírez que anteponga "constantemente su persona y su posición de poder a los intereses generales del partido", y piensa que la denuncia "ha podido estar influenciada por acuerdos previos privados". Considera que Ramírez pidió su dimisión porque quiere deshacerse de él por no haberse "plegado jamás a sus intereses personales".

También acusa al presidente del PP malagueño de tener una sustituta para la Alcaldía y se queja de que haya escuchado conversaciones privadas entre los implicados, sacadas "de contexto y utilizadas para engañarle". "Usted ya me ha declarado culpable sin que la Justicia haya decidido si admite o no las acusaciones", recoge la nota dirigida a Ramírez.

Para Sánchez, la denuncia "se filtró de manera malintencionada para iniciar una campaña "injusta" porque "vende mucho que un alcalde sea acusado de esa forma tan vil". Advierte que "el montaje se le ha ido de las manos a alguien" y que Ramírez "tendrá que rendir cuentas".

Por ello, le invita a que esté atento a la rueda de prensa convocada para mañana en la que dará su versión de los hechos.

Según explica el alcalde, su relación con Josefa Torres no se ha contado nunca para, en el caso de ella, "conseguir metas personales y políticas a las que jamás podría aspirar por otros medios", y en el suyo por no perjudicar a su familia y a su ideología.

La teniente de alcalde presentó el pasado jueves en un juzgado de Antequera una denuncia contra el regidor por un total de siete supuestos hechos: violación consumada, amenazas, vejaciones, acoso laboral, acoso sexual, intento de violación y coacciones.

Según una persona próxima al caso consultada por este diario y que ha podido escuchar siete de las 40 cintas con conversaciones entre ambos, en éstas se escucha al alcalde acusar a la edil de promiscuidad y en otras, se dirige a ella con una voz susurrante que pueden ser interpretadas como "acoso". El PP ya ha expulsado de sus filas al alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios