Díaz se sale del cartel y no acudirá a la Escuela de gobierno del PSOE

  • La presidenta alega un acto en el Colegio de Ingenieros para no asistir a la convocatoria

  • Malestar en Ferraz por la "reacción visceral" de la líder de los socialistas andaluces

Susana Díaz Susana Díaz

Susana Díaz / Efe

Comentarios 19

Otra ausencia sonada para la Escuela de gobierno del PSOE. La presidenta de la Junta y secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz, tampoco asistirá a este cónclave de dirigentes del partido que su secretario general, Pedro Sánchez, ha organizado este fin de semana con el objetivo, ya fracasado, de mostrar unidad en el PSOE. Los presidentes de las comunidades de Valencia y de Asturias, Ximo Puig y Javier Fernández, así como Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba, tampoco se han sumado al evento, a pesar de estar anunciados.

Ayer, un histórico del partido como el ex ministro Javier Solana, reclamó con "tristeza" algo que el partido no consigue transmitir: unidad. Este portazo de Díaz a la Escuela de gobierno escenifica lo lejos que está la formación de ofrecer a militantes y simpatizantes una imagen compacta y de cohesión.

En esta muestra de oposición a Sánchez no sólo cuentan las malas relaciones del secretario general con aquellos que apoyaron a Díaz en las primarias, sino la decisión de Ferraz de no respaldar la candidatura de Elena Valenciano como jefa del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo. Desde Jaén, Díaz argumentó ayer que se dedica a su agenda institucional como presidenta de la Junta. A la capital jiennense acudió a "dar el respaldo institucional en nombre del Gobierno andaluz" a la V Feria de los Pueblos "porque es una ventana de oportunidad para la provincia de Jaén y queremos aprovecharla". Y hoy en Sevilla opta por estar presente, antes que en la Escuela de gobierno salida de la factoría de Sánchez y su equipo, en un aniversario del Colegio de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental.

"Como más ayudo al PSOE es haciendo mi trabajo y que el Gobierno de Andalucía demuestre que se gobierna de otra manera distinta a la derecha y tener la confianza de los ciudadanos", afirmó Díaz, que aseguró que está "volcadísima" en lograr esos objetivos. Tras insistir en que cumplir con su trabajo "es la mejor manera que tengo de ayudar a mis compañeros", la presidenta dijo estar convencida de que "ellos lo van a hacer bien en su Escuela. Seguro que harán bien el trabajo y nos va a servir a todos", zanjó.

Para Díaz, así como para el resto de presidentes autonómicos, se había organizado una masterclass sobre la España autonómica, que presentará mañana por la tarde Patxi López y a la que sí asisten Javier Lambán, Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara. José Luis Rodríguez Zapatero abrió estas jornadas ayer con un llamamiento a la unidad que, desde luego, es cuestionado desde algunos poderes territoriales. El PSOE-A sí participa en el evento. La consejera de Educación, Sonia Gaya, está presente en dos mesas, así como las eurodiputadas Soledad Cabezón y Clara Aguilera.

La dirección federal del partido no ocultó su malestar al conocer la decisión de la jefa del Ejecutivo andaluz de no acudir a la Escuela de gobierno. No sólo por el fondo, también por la forma: la presidenta andaluza ha esperado hasta el último momento para confirmar su decisión de no acudir, a pesar de que el programa oficial recoge su participación.

En el entorno de Sánchez consideran, con indisimulado enojo, que la reacción de Díaz es "visceral" y "poco profesional", y que con ella "se pega un tiro en el pie", porque la primera que tiene elecciones es ella y en Andalucía "cada uno tiene su público" y "Pedro y ella suman". Según fuentes de la dirección del partido, la presidenta andaluza ha "roto" la cultura que existía en el partido desde 1981, según la cual después de la guerra interna que supone un congreso "todos van donde les llaman" por el bien del partido. "Susana no ha plantado a Pedro, ha plantado a todas estas personas que están aquí", acusaban ayer desde la cúpula del PSOE, después de enterarse por la prensa de la decisión de Díaz.

En este escenario Solana criticó que el PSOE se haya levantado del pacto de educación y que haya "perdido" el debate sobre la prisión permanente revisable. "No estoy contento con mi partido y vosotros tampoco estáis contentos con vuestro partido", compartió con los asistentes el que fuera secretario general de la OTAN y Alto Representante de la UE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios