Andalucía

Susana Díaz no logra convencer a Rajoy para que se negocie el déficit

  • La presidenta andaluza ha llamado al jefe del Ejecutivo en funciones para trasladarle su rechazo a aplicar "recortes" por un desvío de déficit que "no es de Andalucía". El popular le ha respondido: "Esto es lo que hay y lo que dice la UE".

Comentarios 5

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha trasladado al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, su rechazo a aplicar "recortes" en la comunidad autónoma como consecuencia de un desvío de déficit que "se le quiere imputar" a la región pero que "no es suyo". A lo que el popular ha respondido "esto es lo que hay y lo que dice la UE".

Susana Díaz ha tenido ocasión de expresarle esta postura al jefe del Ejecutivo en funciones en el transcurso de dos conversaciones telefónicas que ha mantenido con él entre este jueves y este viernes, según han informado este sábado fuentes del Gobierno andaluz. 

Según han detallado estas fuentes, la presidenta de la Junta llamó a Rajoy el pasado jueves al hilo de la carta que el Ministerio de Hacienda ha enviado a una docena de comunidades autónomas -entre ellas Andalucía- esta semana que incumplieron el objetivo de déficit en 2015, para que, en un plazo de 15 días, aprueben acuerdos de no disponibilidad de créditos y efectúen las retenciones necesarias para garantizar el cumplimiento de su objetivo de estabilidad presupuestaria, y que en la comunidad andaluza implicarían un "recorte de 600 millones", según trasladó la propia Susana Díaz en el transcurso de la sesión de control al Ejecutivo en el Pleno del Parlamento el pasado jueves. 

La presidenta dijo ya entonces públicamente que Andalucía no iba a hacer ningún recorte más, según han recordado desde el Gobierno de la Junta, desde donde han insistido en que el desvío de déficit que se le achaca a la comunidad "no es nuestro", ya que, entre otras causas, una de las partidas que se le imputan es el tratamiento de la Hepatitis C, que "el Gobierno se había comprometido, y está por escrito en el acta de la Mesa Sectorial de Salud, que no iba a computar en el déficit de las comunidades autónomas", según han remachado. 

De esta manera, en virtud de esa carta de Hacienda fue por lo que la presidenta de la Junta llamó a Rajoy, al que le propuso la búsqueda de "una fórmula de diálogo institucional que podría ser una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera" (CPFF). 

Rajoy quedó en devolverle la llamada el viernes con una respuesta, algo que, según han confirmado desde la Junta, hizo el presidente del Gobierno en funciones, aunque con una "posición inmovilista, no entrando en razón y diciendo que esto es lo que hay y lo que dice la UE" para la reducción del déficit, a lo que la presidenta andaluza le transmitió que ese "no es el camino" y que Andalucía "no va a aceptar que se le endose un déficit que no es suyo", porque además, "Andalucía ha cumplido". 

Las mismas fuentes han explicado que en el intervalo de tiempo transcurrido entre la primera y la segunda conversación con Rajoy, Susana Díaz recibió una llamada del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, quien, según informó él mismo este viernes, ha llamado también a los presidentes de Aragón, Baleares, Comunidad Valenciana y Extremadura con el fin de transmitirles su apoyo y colaboración para hacer frente a la "norma injusta" de reducción del déficit que el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, exige a las comunidades. 

Susana Díaz le explicó a Puigdemont que estaba a la espera de recibir una llamada de Rajoy, y, en todo caso, defendió el "diálogo institucional" como fórmula a la que ella le gustaría recurrir para abordar esta cuestión, porque a la presidenta de la Junta "plantea las relaciones entre administraciones desde la lealtad institucional", según han trasladado las fuentes consultadas, que, por tanto, se han remitido a las palabras que Díaz pronunció el jueves en el Pleno del Parlamento, donde descartó que Andalucía vaya a llevar a cabo nuevos recortes y preguntó si la actitud de "intimidar" a las comunidades autónomas por parte de Montoro se produce como consecuencia de que Bruselas le haya dado "un ultimátum" a España "para modificar alguna promesa electoral ligerilla como la reforma fiscal". 

"No estamos dispuestos a dejar a enfermos sin hospital, a niños sin aulas, a mujeres maltratadas sin apoyo o a dependientes sin asistencia", apuntó entonces la presidenta. Además, desde la Junta han resaltado que mientras la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) "ha anunciado que España se va a desviar del déficit, decía esta semana que Andalucía cumpliría este año 2016 con el déficit". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios