Suspendida la Saca de Yeguas en Doñana después de cinco siglos

  • Una ordenanza de Hinojos subiendo las tasas, empuja a los ganaderos a interrumpir una tradición

Tiene una tradición de 512 años. Pues se interrumpirá este. La Asociación de Criadores de Ganado Marismeño ha decidido suspender la Saca de las Yeguas, una tradición ancestral en la que sacan a equinos en estado semisalvaje del interior de Doñana hasta Almonte a causa una ordenanza aprobada por el Ayuntamiento de Hinojos. La decisión se adoptó la noche del jueves en una asamblea extraordinaria y ayer por la mañana representantes de la asociación mantuvieron una reunión de urgencia con la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa (PSOE), que les mostró todo su respaldo.

Según la ordenanza de Hinojos estos criadores están obligados a sacar 110 cabezas de ganado de la finca Marismas Gallega, en el interior del Espacio Nacional de Doñana y propiedad de este consistorio, además de casi duplicar la cantidad que han de pagar por lo que paste cada animal, pasando de 50 a 89 euros. La alcaldesa almonteña indicó que "el Ayuntamiento de Almonte apoya al cien por cien a la asociación y muestra un absoluto respeto a la decisión, aunque nos duela". "Entendemos que la asociación es garante de la conservación no sólo de una tradición con más de 500 años de historia, sino de la conservación de una raza, la raza marismeña, que está en peligro de extinción".

En su opinión, "los conflictos y limitaciones que se le plantean actualmente con el uso ganadero de una finca tiene solución, y esta ha de venir del diálogo entre las administraciones competentes, en este caso la Junta, que gestiona y custodia el Espacio Natural de Doñana, y la propia asociación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios