El TSJA no investigará al ex director del Centro Andaluz de Flamenco, pero sí a Luciano Alonso

  • El juez instructor acuerda el sobreseimiento libre respecto a Luis Guerrero, pero mantiene como investigado al ex consejero de Educación y Cultura.

El juez instructor del TSJA que investiga el nombramiento de Luis Guerrero como director del Centro Andaluz de Flamenco ha acordado el sobreseimiento libre respecto a este ex cargo público, aunque en la causa sí mantiene de momento como investigado al ex consejero de Educación y Cultura Luciano Alonso. A través de un auto, el magistrado de la Sala Civil y Penal del alto tribunal andaluz Miguel Pasquau ha considerado que los hechos investigados respecto a Guerrero no son constitutivos de delito, de modo que sólo siguen las diligencias previas con relación a Alonso.

El magistrado concluye en su resolución que Guerrero cobró un sueldo con cargo a los presupuestos de la Junta de Andalucía mediante la atribución de un puesto de trabajo con contenido prestacional real, y que la actividad efectivamente desplegada no puede considerarse ajena a la función pública. En este sentido, señala que el hecho de que el contenido concreto de las funciones por las que se le retribuyó no fueran las propias del puesto para el que fue nombrado puede denotar "una ilegalidad en el nombramiento", algo que se valorará en otro momento, pero no un delito de malversación.

Un posible delito, añade el instructor, del que Guerrero no resultara responsable o beneficiario puesto que, conforme a jurisprudencia consolidada, no constituye malversación de caudales públicos el destino de fondos a finalidades diferentes de las previstas presupuestariamente siempre que éstas redunden en beneficio del interés público. Al respecto, aclara que el fortalecimiento de determinadas iniciativas culturales en la provincia de Málaga que se encomendó a Guerrero fue una decisión de carácter político que, en sí misma, no podría calificarse como "ilegal o ilegítima", al margen del juicio que puedan merecer los medios empleados para ello.

El auto del TSJA recoge que el nombramiento de Guerrero como director del Centro Andaluz de Flamenco, con fecha 1 de agosto de 2012, no fue "sugerido o pedido" por éste sino propuesto por Alonso, y que no vino motivado como causa principal por la pretensión de ofrecerle un "puesto de trabajo" con cargo a fondos públicos. En esa fecha Guerrero ostentaba un puesto de personal eventual por designación del presidente de la Diputación de Málaga con una previsible permanencia hasta la disolución de dicho órgano en las elecciones municipales previstas para 2015.

Por tanto, añade el auto, no es que se nombrase a Guerrero como director andaluz de Flamenco porque acababa de cesar en su anterior puesto de trabajo, sino que pidió el cese en dicho puesto anterior para poder desempeñar el que se le ofreció. El instructor también considera acreditado que, pese a la designación e identificación del puesto como director del Centro Andaluz de Flamenco, Alonso comunicó verbalmente a Guerrero que lo nombraba asesor personal al servicio de la Consejería de Cultura para impulso, promoción y coordinación de actividades culturales en Málaga.

Por lo que se refiere a Alonso, el juez recuerda que resta aún examinar su posible responsabilidad como autor de un delito de prevaricación administrativa, para lo que resultará necesario esperar al resultado de diligencias de investigación como la ampliación de Informe de la Dirección General de Recursos Humanos y Función Pública. Precisamente, el auto ordena además que se dirija oficio a la Secretaría General Técnica de la Consejería de Cultura para que remita informe sobre la persona designada como director de Industrias Creativas y del Libro durante el periodo 5 de mayo de 2012 al 17 de junio de 2015, y la persona designada como director de la Filmoteca de Andalucía con fecha 10 de septiembre de 2013. Alonso, que declaró el lunes como investigado por un posible delito de prevaricación administrativa como medio de cometer otro de malversación de caudales públicos, ya defendió ante el TSJA la legalidad del nombramiento de Guerrero como personal eventual de su confianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios