Trabajadores de Pascual piden al SAS pacientes de listas de espera

Más de mil trabajadores de Hospitales Pascual, concertados con la Junta en las provincias de Málaga, Cádiz y Huelva, se manifestaron ayer en Sevilla por la pérdida de empleo debida a que la Junta no les remite pacientes de las listas de espera de la sanidad pública. Los manifestantes recorrieron las calles del centro de Sevilla y pasaron por delante de la sede del Servicio Andaluz de Salud (SAS), al que le reclaman que "no engrose más las listas de espera" y que traslade los pacientes a estos seis centros del grupo Paccual en Andalucía.

Desde noviembre tres centros de esta empresas, el hospital San Rafael de Cádiz; el Blanca Paloma, de Huelva, y el F.A.C., de Málaga, han dejado de recibir pacientes por parte del SAS, lo que les ha supuesto una pérdida importante de empleo. Esto se produce a pesar de que dichos centros están homologados y tienen plantillas propias, eficientes y compatibles con la sanidad pública.

"Nuestros hospitales no son centros sin estructura, ni plantilla sino que llevan tiempo al servicio de la sanidad pública", reivindicaron los trabajadores, que responsabilizan de la situación de Hospitales Pascual al gerente del SAS, José Manuel Aranda, y de que se hayan perdido hasta ahora más de 900 empleos en esta empresa hospitalaria.

Mientras la situación hospitalaria de Huelva, Cádiz y Málaga es "insostenible", tres hospitales de Pascual en esas provincias "van a dejar de hacer 11.264 ingresos, 50.900 pruebas diagnósticas, 76.900 consultas con especialistas, 30.500 sesiones de rehabilitación y 17.200 intervenciones quirúrgicas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios