violencia machista

Tranquilo, olvidadizo y "cariñoso" en Facebook

  • El presunto asesino de una mujer en La Viñuela mostró sosiego en su detención y aseguró que no recordaba nada

Minuto de silencio por la víctima del crimen de La Viñuela, ayer en la inauguración del Foro Transfiere en Málaga, con del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y Susana Díaz en el centro de la imagen. Minuto de silencio por la víctima del crimen de La Viñuela, ayer en la inauguración del Foro Transfiere en Málaga, con del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y Susana Díaz en el centro de la imagen.

Minuto de silencio por la víctima del crimen de La Viñuela, ayer en la inauguración del Foro Transfiere en Málaga, con del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y Susana Díaz en el centro de la imagen. / javier albiñana

Sosegado, tranquilo, incluso pensativo y con un aparente control de la situación, pese a tener cortes en las manos y manchas de sangre en la camisa, en el pantalón y en la chaqueta que llevaba. Así se mostró J. M. O. en el momento de su detención el presunto autor de la muerte de Adela, su pareja sentimental, quien falleció de casi 30 puñaladas en la vivienda de la pedanía de Los Romanes, en La Viñuela (Málaga), donde residía.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Vélez-Málaga, competente en Violencia sobre la Mujer, decretó ayer su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza. Lo hizo 48 horas después de que el supuesto agresor fuera arrestado por la Policía Local de Marbella, a la que argumentó, de forma espontánea, que no recordaba nada de lo que había hecho porque había bebido mucho alcohol, aunque sí reconoció que había mantenido una discusión con la víctima, según fuentes cercanas al caso. Una versión de la que los agentes recelaron desde el primer instante dado que no presentaba signos de embriaguez ni tampoco desprendía olor a esta sustancia. De hecho, el test al que posteriormente se sometió arrojó una tasa de 0,0 miligramos por litro de aire espirado.

Eran las 05:00 del martes cuando un agente local de Marbella que ya había finalizado el turno de trabajo circulaba con su vehículo particular por la avenida General López Domingo. Estaba prevenido ya que, tras el hallazgo horas antes del cadáver de la mujer, de 44 años, se había difundido entre los cuerpos policiales la matrícula del coche en el que se podría haber fugado. La pista se le había perdido en Fuengirola. El conductor continuó por Mijas, Coín, Monda y Ojén, y pudo hacer una ruta por carretera de unos 40 kilómetros con la supuesta intención de refugiarse en Marbella, donde tiene una vivienda.

El policía se cruzó a la altura de la plaza de toros del municipio con un turismo que respondía a las características aportadas por el hijo de la fallecida, que vio salir del domicilio al hombre y localizó un reguero de sangre entre el lugar donde estaba el coche y el sitio en el que se halló el cuerpo.

El oficial de servicio fue informado de que el turismo que se buscaba había sido localizado y se dio aviso a varias patrullas para bloquearlo con un vehículo oficial. El sospechoso viajaba solo. No opuso resistencia y, cuando se le leyeron los derechos como detenido por su presunta vinculación con la muerte de su pareja, pidió que lo atendiera un médico dado que se encontraba mal. También dijo que podría llevar un cuchillo en el vehículo. Cuando compareció ante el juez, se acogió a su derecho a no declarar.

Al presunto homicida, que también aseguró tener dos hijos, de 11 y 8 años, le constan siete denuncias previas por episodios de malos tratos a dos mujeres y aún seguía vigente una medida de protección respecto a una de ellas, según indicaron fuentes próximas a la investigación. La fallecida, con la que mantenía una relación sentimental desde hacía unos seis meses, no le había denunciado.

Además, J. M. O. utilizaba las redes sociales para entablar contactos personales y alardeaba de sus conquistas. Tenía abiertos al menos una decena de perfiles en Facebook. En alguno de ellos, en los que había llegado a facilitar su móvil, se define como un hombre divorciado. El 24 de mayo de 2016 escribió un mensaje buscando pareja: " Hola soy José y busco amistad con chicas. Soy cariñoso, leal. Tengo mucho cariño que dar", afirmaba. La mayoría de los amigos que aparecen son mujeres. Su pasado violento, con siete denuncias por violencia de género, no le impidió iniciar una relación vía internet con la mujer a la que, presuntamente, terminó quitándole la vida.

El Ayuntamiento de La Viñuela celebró ayer una concentración para guardar un minuto de silencio en protesta contra la violencia machista. El alcalde, José Juan Jiménez, rodeado de numerosos escolares, reclamó más medidas por parte de las instituciones para "atajar esta lacra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios