Último adiós a los cooperantes fallecidos en el accidente de la India

  • Más de un millar de personas acuden en Ronda y Vélez de Benaudalla (Granada) al sepelio de las cuatro víctimas mortales

El dolor y la consternación han sido los protagonistas durante la jornada de ayer en Ronda (Málaga) y Vélez de Benaudalla (Granada), donde se celebró el velatorio de los cuatro cooperantes fallecidos en el accidente de tráfico del pasado sábado en la India. El Tanatorio El Niño Jesús de Ronda recibió un continuo fluir de personas que quieron dar su último adiós a los tres vecinos de la localidad que murieron en el suceso. Previamente, sus familiares se habían desplazado a la vecina localidad de Cuevas del Becerro, a unos quince minutos de Ronda, para acompañar la llegada de los cuerpos, que se produjo en torno a las tres de la madrugada.

El tanatorio estuvo presidido por una foto de Vicente Pérez, Pepa Morán y Nieves López, y se instalaron huchas para cumplir el deseo de los familiares de que no se enviaran flores y se destinara ese dinero a la Fundación Vicente Ferrer, con la que colaboraban los fallecidos. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, destacó tras visitar el velatorio el "ejemplo de solidaridad y de trabajar por los demás" que dieron los españoles muertos en el accidente. Zoido transmitió el "pesar" del Gobierno "por la trágica muerte de estas personas, que precisamente habían ido a la India a prestar ayuda". El titular de Interior avanzó la llegada a Ronda de otra de las personas que resultaron heridas, mientras que en la India continúan dos más, cuyo estado "no reviste gravedad, pero deben evolucionar antes de volver". Al mismo tiempo, mostró su apoyo a la Fundación Vicente Ferrer, organismo con el que trabajaban los cooperantes, puesto que "esta pérdida ha supuesto un gran dolor para todos sus miembros".

Por su parte, el consejero andaluz de Empleo, Javier Carnero, también se trasladó a Ronda para expresar las condolencias de la Junta, "máxime cuando se trata de unas personas que tenían vocación humanitaria y que se encontraban realizando tareas de cooperación".

El mismo sentimiento se repitió en el municipio granadino de Vélez Benaudalla, donde sus vecinos despidieron a Francisco Pedrosa, el cuarto fallecido en ese accidente. La iglesia de Nuestra Señora del Rosario se quedó pequeña y el funeral tuvo que ser seguido por muchas personas desde el exterior. Durante la homilía el sacerdote ha recordado el trabajo que realizaba Pedrosa de forma desinteresada para apoyar a los más necesitados, así como la acción de voluntariado llevaba a cabo en la India, colaborando con la Fundación Vicente Ferrer. Pese a que ya habían pasado los tres días de luto oficial, el Ayuntamiento cerró ayer las instalaciones municipales, entre ellas el castillo árabe de los Ulloa, el jardín nazarí y la piscina municipal, en señal de luto. En el funeral estuvieron presentes el subdelegado del Gobierno en Granada, José Fuentes; la delegada del Gobierno andaluz, Sandra García; el diputado del PP Carlos Rojas, y el director de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Néstor Fernández.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios