Valderas advierte de que la decisión sobre la investidura debe "amarrar" a todo el grupo

El coordinador general de IULV-CA y portavoz parlamentario, Diego Valderas, ha advertido de que la decisión que finalmente se adopte en relación con la investidura de Manuel Chaves como presidente de la Junta, que actualmente oscila entre el "no" y la abstención, debe "amarrar" a todo el grupo.

Valderas ha hecho esta reflexión, en declaraciones a los periodistas, tras reunirse con la presidenta del Parlamento de Andalucía, Fuensanta Coves, dentro de la ronda de contactos abierta con los portavoces parlamentarios antes de presentar la propuesta oficial de Manuel Chaves como candidato a la Presidencia de la Junta para el debate de investidura, que se celebrará los días 16 y 17 de abril.

Tras la reunión, que se ha prolongado durante 25 minutos y que ha calificado de "muy cordial", el coordinador general de IULV-CA ha señalado, a preguntas de los periodistas, que el líder de la CUT, Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha expresado una posición previa, en referencia al 'no' a la investidura de Chaves, con "toda la legitimidad" que tienen dentro de IU cualquiera de las organizaciones que la componen.

No obstante, ha recordado que la "última decisión" la tiene la Ejecutiva de IULV-CA, que se reunirá el próximo 14 de abril, y ha confiado en que "cuando se adopte (la decisión) amarre a todo el conjunto del grupo".

En este sentido, ha indicado que todos los parlamentarios de IULV-CA "se deben" al reglamento de funcionamiento del grupo, salvo en aquellos casos en los que, por cuestiones de conciencia, considere que puede haber libertad de voto.

"Pero mientras no lo decida, todos los miembros se deben al grupo y a las decisiones políticas de la dirección", ha insistido Valderas, que ha reconocido que nunca se han aprobado sanciones por no acatar la disciplina, ya que "eso es lo de menos, el problema es de carácter político".

En este sentido, ha subrayado que el grupo parlamentario tiene que realizar "un trabajo muy unido y cohesionado" y, por ello, ha apostado por una dirección "colectiva", de forma que "sea un trabajo realmente en equipo".

Aunque ha asegurado que hay "más de mil razones" para votar que "no" en la investidura, el dirigente de IULV-CA es partidario de "escuchar, primero, al adversario" y, por eso, ha confesado que no entiende que "haya que tomar decisiones antes de tiempo".

En este sentido, se ha mostrado convencido de que el "mandato" de la Ejecutiva de IULV-CA será el de esperar al discurso de Chaves, ya que "los elementos que introduzca en su discurso marcarán una u otra posición".

Valderas va a plantear a su grupo parlamentario un total de dieciséis cuestiones que considera que deben marca las políticas de esta legislatura y, aunque no ha querido calificarlas de "condiciones", sí ha reconocido que influirá en la decisión que adopten finalmente en la investidura.

Por otra parte, IU espera que el grupo socialista establezca contactos con el resto de los grupos políticos, ya que la "responsabilidad" de presentar un candidato a la Presidencia de la Junta, de acuerdo con los resultados electorales del 9 de marzo, es del PSOE.

"Estamos abiertos al diálogo, queremos hacer una oposición constructiva, en positivo, marcando las diferencias que existen entre los programas políticos, pero abiertos al diálogo desde una posición de servicio a los andaluces", ha recalcado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios