Juicio de los ERE

Vallejo considera “insólito” que en doce años centenares de personas se pusieran de acuerdo para cometer un fraude

  • El ex consejero defiende que el convenio marco de 2001 era "correcto y legal" y nunca recibió la "más leve sospecha de irregularidad".

Chaves y Griñán conversan mientras Francisco Vallejo declara en la Audiencia. Chaves y Griñán conversan mientras Francisco Vallejo declara en la Audiencia.

Chaves y Griñán conversan mientras Francisco Vallejo declara en la Audiencia. / EFE

Comentarios 2

El ex consejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta Francisco Vallejo ha asegurado este miércoles al tribunal que considera “insólito” que en el transcurso de doce años “cientos de personas” se hayan puesto de acuerdo para cometer el presunto fraude que les atribuye la Fiscalía Anticorrupción en relación con unas ayudas sociolaborales que, según ha recordado, también las concedía la administración estatal.

En respuesta a las preguntas que le ha formulado su abogada defensora, Encarnación Molino, al inicio de la vigésima sesión del juicio, Francisco Vallejo ha considerado “insólita” la tesis acusatoria respecto a que durante el periodo en que se concedieron las ayudas bajo sospecha, “cientos de personas” se hayan puesto de acuerdo para llevar a cabo los hechos por los que 22 ex altos cargos se sientan en el banquillo de los acusados, y “lo hayan hecho tan bien que no se ha filtrado durante doce años” y sea después de todo ese tiempo cuando se revelan las irregularidades, ha reflexionado.

El ex consejero también ha defendido la legalidad del convenio marco de 17 de julio de 2001 por el que se concedían las ayudas sociolaborales y a empresas. “Nunca recibí ni la más leve sospecha de que pudiera haber alguna irregularidad”, ha declarado Vallejo, que ha explicado que él no podía conocer si el convenio había sido informado por la Intervención General y el gabinete jurídico de la Junta. En su opinión, el convenio era “correcto y legal, y se había traslado a las leyes de Presupuestos de los años 2002 a 2010”, en los que se especificaban las transferencias de financiación, dado que era un asunto de “absoluta normalidad” y que contaba con “todas las garantías legales”.

Sobre los convenios particulares en los que se materializaban las ayudas concretas, Vallejo ha dicho que no tuvo ni tenía por qué tener conocimiento de ellos.

El ex alto cargo ha insistido, al igual que hiciera en su declaración a preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, que “jamás la Intervención puso un reparo o reproche a la agencia IDEA” por el pago de las ayudas que gestionaba la Consejería de Empleo, al tiempo que ha añadido que él “ni conocía ni se imaginaba que no habían sido fiscalizadas. Es impensable que las ayudas no estuvieran concedidas conforme a derecho”, algo sobre lo que no tenía ninguna duda.

Preguntado sobre si él intentó soslayar la fiscalización previa de las ayudas, ha señalado que “no tenía posibilidad de intervenir en eso”, y en relación con las “salvedades de incertidumbre” recogidas en los informes de auditoría, ha subrayado que el IFA “nunca pagó hasta que recibió la cantidad” de las transferencias de Empleo y ha reiterado respecto al supuesto déficit generado que no le causó ninguna alarma porque “nunca se ha dado el caso de que la Administración deje de pagar”. Así, ha explicado que la incertidumbre es un “acontecimiento futuro e incierto, no hay ninguna ilegalidad, es una advertencia, una eventualidad, pero no cuestiona la bondad de las cuentas”.

Por último, Vallejo ha afirmado que “nadie informó que hubiera un menoscabo o riesgo de menoscabo” de fondos públicos relacionado con las ayudas, por lo que descartó que él pudiera consentir “algo que no se sabía”. El ex consejero también ha dicho que es una afirmación “que le duele” que la Fiscalía sostenga que él pusiera a disposición del ex director de Trabajo Javier Guerrero un instrumento para que dispusiera de forma arbitraria de los fondos públicos, algo que según Vallejo “no tiene base ninguna”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios