Vecinos de Marbella denuncian por tráfico de influencias la legalización del chalé de Banderas

  • El nuevo PGOU prevé regularizar la vivienda a cambio de la cesión de una zona de servidumbre

Comentarios 3

La comunidad de propietarios de la urbanización Los Monteros de Marbella anunció ayer una denuncia ante la Fiscalía por un supuesto delito de tráfico de influencias si se legaliza la vivienda que el actor Antonio Banderas posee en la zona, tal y como prevé el nuevo plan urbanístico de la ciudad.

La abogada Inmaculada Gálvez, representante de los vecinos, recordó que ya existe una sentencia que ordena la demolición de parte del inmueble y destacó que el avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) calificaba la parcela como equipamiento.

La letrada censuró que después de las modificaciones del Ayuntamiento al texto inicial, el nuevo documento urbanístico define el suelo como unifamiliar y establece como compensación para la legalización del inmueble la cesión de parte de una zona de servidumbre que ocupa el chalé.

La letrada consideró "muy extraño" que la Junta de Andalucía no impugnara en su día la licencia de construcción del inmueble, así como que no requiriera posteriormente la revisión de la misma, y ha criticado que el equipo de Gobierno municipal, del PP, haya atendido las alegaciones del actor al avance del PGOU.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) rechazó en enero un recurso presentado por la defensa de Banderas en el que se pedía la nulidad de la sentencia dictada en abril de 2003, que ordena derribar un ala del chalé por ser nula la licencia de construcción otorgada en 1995 por el Ayuntamiento de Marbella, cuando era alcalde Jesús Gil. El actor adquirió el inmueble, denominado La Gaviota, entre 1996 y 1997 a los herederos de la periodista Encarna Sánchez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios