El abuso económico se extiende como maltrato a los mayores

  • La Fiscalía reclama un mayor control sobre los cuidadores al detectar casos de violencia.

El abuso económico ha aparecido como una manifestación más del maltrato a ancianos. La Fiscalía ha hallado nuevas expresiones de la violencia que se ejerce sobre los mayores entre las que figuran la explotación económica por parte de "cuidadores que asumen las pagas de esas personas tan vulnerables y después no proyectan esos recursos en su cuidado", advierte Flor de Torres, coordinadora del área de Violencia de Género y Familia de la Fiscalía de Málaga y delegada de Andalucía de la Fiscalía de Violencia a la Mujer. La memoria de la Fiscalía de Andalucía correspondiente a 2011 y aún pendiente de presentación pública subraya que se percibe "una especial prevalencia" de los casos de "negligencia y de maltrato material o económico".

El informe indica que el cuidado de personas mayores dependientes "al generar sobrecarga y estrés" en los cuidadores da lugar a "situaciones de negligencia" que "no se perciben nítidamente como una forma de maltrato o violencia". Por esta razón Flor de Torres "interesa" a la Administración "un control más exhaustivo" sobre los cuidadores y sobre su capacidad para hacerse cargo de mayores que sufren ciertas patologías. Otras expresiones de la violencia sobre los más ancianos que ha empezado a observar la Fiscalía residen la desatención higiénica y en el abuso o el defecto en la medicación y asistencia. En el primer caso para conseguir que el mayor impedido esté sedado y en el segundo desatendiendo sus necesidades e impidiendo el control médico, junto a otros comportamientos como "la negación afectiva".

El maltrato de mayores no es un fenómeno social nuevo, simplemente es difícil sacarlo a la luz. Se trata de delitos cometidos "con ausencia de testigos", de los que sólo se hallan "pruebas periféricas" e indirectas. Las víctimas carecen de autonomía y en el día a día dependen física y emocionalmente de sus cuidadores, que suelen ser los propios agresores. La Fiscalía habla del riesgo de que exista "una absoluta impunidad en bolsas ocultas de maltrato" al amparo del trinomino mayor-maltratado-vulnerable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios