El acusado del rapto y muerte de una niña en Almería pide nuevos análisis de ADN

La defensa de Jonathan Moya, principal imputado por el rapto y muerte de la niña de 16 meses Míriam, va a solicitar hoy al juez instructor la práctica de nuevas diligencias que incluyen la reconstrucción de los hechos acaecidos entre el 20 y el 27 de diciembre de 2012 y la ampliación de la autopsia de la pequeña y de las pruebas de ADN de las muestras biológicas recogidas en la ropa que vestía cuando fue encontrada en el interior de una balsa de riego de Fiñana.

Durante la comparecencia en sede judicial prevista en la Ley del Jurado, en la que están citados el coimputado por presunto encubrimiento Raúl R.F. y la madre de la menor, Gema Cuerda, solicitará, asimismo, que se tome declaración a su patrocinado tal y como ha interesado en hasta dos ocasiones por petición del propio Moya, quien afirma que quiere "colaborar con la justicia en el esclarecimiento" del crimen, así como aportar información "sobre la participación de terceras personas que no están imputadas en la causa".

Así lo indicó el abogado José Ramón Cantalejo, quien ya anunció recurso contra el auto del Juzgado de Instrucción número 2 de Almería que ordenó tramitar el secuestro y asesinato de la pequeña Míriam como tribunal de jurado y como sumario la investigación de la presunta agresión sexual a la madre, quien lo denunció ante la Guardia Civil de Gérgal cuando se personó el 20 de diciembre para comunicar que Moya González se había llevado "todas sus pertenencias" y a su hija de 16 meses tras mantener una "fuerte" discusión.

Las nuevas diligencias que va a solicitar la defensa del principal imputado guardan relación con informes del Instituto Nacional de Toxicología y de la Policía Judicial de la Guardia Civil incorporados a la causa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios