Los agentes de la propiedad inmobiliaria celebran la llegada de la ley antidesahucios

  • La norma establece que habrá un registro obligatorio para los profesionales del sector, que deberán tener un seguro de responsabilidad civil

  • También tendrán que tener un local abierto al público o una dirección física si prestan sus servicios en internet 

Francisco Javier García-Valdecasas, presidente de COAPIS. Francisco Javier García-Valdecasas, presidente de COAPIS.

Francisco Javier García-Valdecasas, presidente de COAPIS. / M. G.

La nueva ley aprobada en Andalucía adopta medidas de protección al consumidor en el mercado inmobiliario. Se establece un régimen sancionador para el que incumpla la norma en perjuicio a los consumidores con multas de 5.000 euros de sanción.

Javier García – Valdecasas, Presidente del Consejo Andaluz de COAPIS, ha afirmado que “la aprobación de esta Ley es algo por lo que hemos trabajado desde hace muchos años”. La Norma establece que habrá un registro para los profesionales del sector que deberán tener de forma obligatoria un seguro de responsabilidad civil. Igualmente también tienen que contar con un local abierto al público, o una dirección física si prestan sus servicios en Internet. Igualmente se establece un régimen sancionador para el que incumpla la Norma con multas que pueden llegar a los 5.000 euros de sanción por la administración.

El Consejo Andaluz de COAPIS, que representa a unos 600 profesionales, siempre ha defendido “la aspiración a un mercado inmobiliario más trasparente y seguro que permita un acceso a la vivienda con plena seguridad jurídica y sin contratiempos” ha manifestado el Presidente García - Valdecasas. Para este Consejo Profesional, el derecho a la vivienda comprende también la posibilidad de decidir sobre su elección con información veraz y completa de todo lo que conlleva una adquisición inmobiliaria (datos físicos, técnicos, jurídico-registrales, servidumbres, gravámenes, urbanísticos, catastrales, energéticos, administrativos, comunitarios - deudas, proyectos, derramas, inspección técnica, suministros, financieros, impositivos, costes de gestión o tramitación obligatorios y voluntarios, responsabilidad de los agentes por los vicios y defectos de lo construido); Se trata de que el consumidor pueda emitir el consentimiento en el contrato por el que la adquiere la vivienda con la máxima garantía y de que nada se le oculta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios