El alcalde de Estepona deja su escaño en el Congreso para volver al Ayuntamiento

El alcalde de Estepona, el popular José María García Urbano, abandona la política nacional tres meses después de llegar al Congreso, tras desplazar a Celia Villalobos y encabezar la candidatura del PP en la provincia en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015.

García Urbano renunció ayer a su acta de diputado oficialmente para cumplir con las consignas del presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, que impiden compatibilizar dos cargos públicos. "Puede que unos estén más de acuerdo y otros menos, pero hay que ser disciplinado", señaló. Aseguró también que optaba por la política local en lugar de la nacional porque ese es su "compromiso de siempre". "Acepté [ir en la candidatura al Congreso] si podía compatibilizar la actividad parlamentaria con la Alcaldía. Estepona es mi prioridad".

Trató también de hacer ver que no da el paso atrás ahora porque el Congreso haya encontrado incompatibilidades porque haya compaginado su actividad parlamentaria con su trabajo profesional como registrador de la propiedad.

Indicó que el Congreso no ha emitido ningún dictamen ni le ha requerido información relativa a los ingresos de su despacho, porque "mi declaración de pluriactividad está en el Congreso desde el primer día". La declaración de actividades de presentada el 12 de enero de este año, sólo da cuenta de sus bienes patrimoniales, no recoge las retribuciones derivadas del trabajo, si bien sí hace constar que en su última declaración de la renta pagó más de 162.000 euros en concepto de IRPF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios