El alcalde de Málaga gastó 22 millones en un museo que abrió sólo dos horas

  • La inversión se dedicó a rehabilitar la antigua fábrica de tabacos de la ciudad para albergar un proyecto cultural que resultó un fracaso

Comentarios 1

El proyecto de crear un centro cultural en la antigua Real Fábrica de Tabacos de Málaga se está convirtiendo en un problema para el Ayuntamiento que lidera el popular Francisco de la Torre. Un informe elaborado por la Gerencia de Urbanismo malagueña, fechado en julio de 2010, constata cómo el gobierno local empleó 22,3 millones de euros en la rehabilitación de las dependencias de Tabacalera reservadas exclusivamente para el proyecto conocido como Art Natura, que sólo estuvo funcionando durante dos horas.

La suma económica fue unos cinco millones superior a lo inicialmente previsto, fruto de sendos modificados. El primero de ellos, para mejorar la estructura del edificio, valorado en 3,6 millones de euros; el segundo, para unas obras en uno de los pabellones, cifradas en cerca de otro millón de euros. La adecuación de los inmuebles para el Museo de las Gemas, uno de los pilares del proyecto cultural, supuso dos tercios del valor de adjudicación de los trabajos contratados a la empresa Ferrovial, que recibió el encargo de actuar en un conjunto más amplio del edificio.

La parte añadida, valorada en un inicio en siete millones de euros, estaba reservada para el Museo del Automóvil, que sigue en la actualidad como inquilino de la misma, aunque con un escaso nivel de asistencia. De hecho, las dudas sobre las opciones reales de que el propietario de la muestra de coches amplíe su relación con el Ayuntamiento una vez culmine el contrato firmado, lo que ocurrirá en los próximos meses, son evidentes. En total, si la adjudicación para intervenir en los dos museos se hizo por 24,5 millones, el coste final asumido por el Consistorio se disparó hasta casi los 32 millones de euros.

A los conceptos ya pormenorizados por la Gerencia de Urbanismo en su informe sobre Art Natura, hay que agregar otra partida más, la que empleó el gobierno de Francisco de la Torre para adecuar parte de las dependencias pensadas para el fracasado Museo de las Gemas, que acabaron por acoger el Museo Ruso de San Petersburgo. Estos trabajos fueron adjudicados a Ielco por 579.598,7 euros.

Es decir, que sólo en lo que a actuaciones de obra se refiere, según los propios documentos municipales, el naufragio de Art Natura ha obligado al Ayuntamiento a desembolsar del orden de 23 millones de euros. Frente a esta tesis, el veterano regidor siempre ha defendido que no fue una inversión caída en saco roto, dado que permitió la llegada a Málaga del Museo Ruso.

A este primer montante de grosor, necesariamente, hay que agregar los más de cinco millones de euros abonados en concepto de canon a la promotora del museo para pagar las actuaciones encaminadas a la apertura del centro cultural, lo que nunca ocurrió. Ahora, ante la ausencia de garantía alguna en el contrato suscrito por el alcalde con la empresa promotora de Art Natura, el Ayuntamiento trata desde hace varios años en revertir la situación y recuperar ese dinero.

En este proceso ha pedido incluso la colaboración de la Agencia Tributaria, con el fin de poder extender las redes municipales sobre las empresas vinculadas a Art Natura. Por el momento, sólo se conoce del embargo de dos fincas vinculadas a las empresas relacionadas con el proyecto, aunque el valor de las mismas está muy por debajo de la deuda ya acumulada, que se sitúa por encima de los siete millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios