Unos 15.000 andaluces pertenecen a una de las 80 sectas de la región

  • el sacerdote experto en sectas Manuel Sánchez ha informado de que las sectas "buscan todo tipo de perfil y colectivo social", y que "ningún segmento de población y edad quedan al margen de la captación"

Comentarios 5

Unos 15.000 andaluces pertenecen a alguna de las más de ochenta sectas presenten en la región con especial presencia en los grandes núcleos de población, como Sevilla capital y la Costa del Sol.

Así lo ha asegurado hoy el sacerdote experto en sectas Manuel Sánchez, quien ha presentado en rueda de prensa unas jornadas de información sobre estos grupos que se celebrarán el 24 y 25 de enero en Córdoba y ha avanzado que la presencia de estos colectivos en la comunidad "está al nivel del resto de España".

En Córdoba, se constata la existencia de alrededor de treinta grupos sectarios a los que pertenecen cerca de 3.000 personas, lo que lleva a que la situación "sea igual" al resto de las provincias.

Sánchez ha informado de que las sectas "buscan todo tipo de perfil y colectivo social", ya que "ningún segmento de población y edad quedan al margen de la captación".

Ha aclarado que esta captación "depende de la persona, el momento y el grupo sectario" y ha reseñado que no todas los integrantes de las sectas tienen un perfil psicológico "raro o inmaduro, como se piensa", ya que en una vida normalizada "también hay aspectos de la personalidad que se pueden resentir en un momento dado y, si entonces aparece una secta oportuna" se corre un riesgo "muy alto" de entrar.

Según el experto, cuando las personas ingresan en las sectas sufren "cambios significativos" en los hábitos, las amistades e introduce nuevos temas de conversación al respecto, ante lo que ha aconsejado el diálogo "para que nos dé la información máxima" sobre la secta a la que pertenece y la posterior búsqueda de tratamiento psicológico.

Sánchez ha indicado que el objetivo de las jornadas es informar sobre la prevención y, en ese sentido, ha señalado que "antes de asistir a cursillos o conferencias" es necesario informarse de quiénes son "realmente" el grupo que las organiza.

El sacerdote, quien ha añadido que estos grupos persiguen la búsqueda de poder económico, la manipulación o "la anulación de la crítica interna" con estructuras "muy firmes y sumisión incondicional al líder", ha informado de que en España "hay una vacío legal importante" sobre el control de las sectas.

En ese sentido, ha asegurado que la asociación para la prevención de las sectas (Red-Une) tiene previsto presentar al nuevo Gobierno que se constituya tras las elecciones del 9 de marzo una propuesta no de ley para crear un observatorio permanente sobre estos grupos en España, con el fin de que "se tipifique como delito la manipulación ideológica".

Asimismo, ha indicado que las sectas sólo aparecen en los medios de comunicación "ante cualquier tipo de escándalo, como muertes masivas, por lo que corremos el riesgo de relacionar este mundo con la tragedia".

Esta escasa presencia en los medios también ayuda, según el experto, a mantener "el estereotipo de que la secta es un grupo raro con vestimentas extrañas", lo que lleva a "minusvalorar su existencia", aunque la realidad "es distinta porque estos grupos aparecen en la sociedad muy normalizados y no son nada extravagantes".

En concreto, el 24 de enero la vicepresidenta de Red-Une, Mercedes Montengero, hablará sobre el funcionamientos de las sectas mientras que el viernes el sacerdote diocesano de Burgos, Manuel Guerra, tratará la tendencia nacida en los años 60 que preconizaba la entrada de la Humanidad en una era cósmica cada 2.500 años y que ha llevado al surgimiento de sectas convencidas de ello, una corriente conocida como "Nueva Era".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios