La juez archiva la causa contra 4 científicos que investigan con embriones

  • Ordena el sobreseimiento de la denuncia de una particular ante el riesgo de "inquisición"

El Juzgado de Instrucción número 8 de Granada decretó ayer el sobreseimiento y archivo de la causa contra cuatro investigadores del Banco Nacional de Líneas Celulares de Granada a los que una mujer de Santiago de Compostela denunció, como particular, por un delito de manipulación genética y otros de aborto, lesiones al feto y contra la integridad moral.

La decisión era la previsible después de que, el pasado viernes, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía se pronunciara a favor del archivo inmediato del caso. Sin embargo, no cierra del todo el procedimiento judicial puesto que la denunciante, Carmen Areoso, de 74 años y vinculada a grupos católicos, anunció ayer que presentará un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

En el auto, la juez defiende que la actividad de las personas denunciadas "se encuadra dentro del marco legal básico para el desarrollo de sus respectivas funciones de investigación".

La denuncia, a raíz de la lectura de un artículo científico, iba dirigida contra el director del Banco, Pablo Menéndez, su antecesor, Ángel Concha, y los científicos Alicia Barroso y Fernando Cobo. La jueza entiende que la denunciante no tiene "ningún otro dato indiciario que permita concluir que se está quebrantando el marco legal en término de tipicidad penal" y rechaza que haya justificación a continuar con las diligencias, "a riesgo de convertir la investigación penal en una inquisición general de un actuar científico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios