El juez archiva causas contra los implicados en el fraude a la Seguridad Social de Granada

  • Estaban implicadas 1.800 personas y la estafa millonaria se basaba en empresas fantasma para cobrar prestaciones sociales.

Comentarios 1

El Juzgado de Instrucción 9 de Granada, que investiga desde mayo de 2009 un posible fraude millonario a la Seguridad Social y al Instituto Nacional de Empleo, con más de 1.800 personas implicadas en un sistema basado en empresas fantasma para cobrar prestaciones sociales, continúa la instrucción pero ha archivado ya varias causas contra algunos de los acusados, por la imposibilidad de localizarlos.

Según fuentes del caso, el juez ha llamado a declarar a varias decenas de trabajadores, muchos de ellos norteafricanos o sudamericanos, cuyos domicilios no constan o han cambiado, por lo que se ha visto obligado a decretar el sobreseimiento provisional.

La investigación, paralizada unos meses ante la falta de un refuerzo en el juzgado, recuperó el ritmo a principios de año, cuando se reanudó la toma de declaraciones de los imputados, que, en la mayoría de los casos, se acogieron a su derecho a no declarar. Una vez concluyan todas las declaraciones previstas, el juez instructor consultará previsiblemente a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado qué pasos dar a continuación, puesto que habrá de determinarse si acusar a los presuntos cabecillas de la trama o a todos los trabajadores imputados.

La última novedad que arrojó la investigación fue que algunos de los trabajadores de las empresas fantasma copiaron el sistema que aprendieron de los cabecillas del entramado y crearon nuevas mercantiles en el sector de la construcción para beneficiarse de las prestaciones sociales. La nueva revelación generó "mucha sorpresa" tanto en la defensa como en las acusaciones, puesto que se estimaba que sólo existieron dos empresarios como cabezas visibles de la trama, a los que se les imputa insolvencia punible, falsificación de documentos, estafa y un delito contra la Seguridad Social.

En mayo de 2009 quedó en libertad bajo fianza de 6.000 euros el responsable de la empresa Arnusa Obras y Reformas, Carlos I.A.N., acusado de fraude a la Seguridad Social y al Instituto Nacional de Empleo (Inem). El otro empresario acusado, Juan C.C., también está en libertad bajo fianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios