Un bebé fallece en el incendio de una vivienda en Granada

  • Un anciano al que cuidaba la madre del niño resulta herido grave por quemaduras

Un brasero de leña demasiado cerca de una cuna pudo ser la causa del incendio que produjo ayer la muerte de un bebé de nueve meses en Alhama de Granada y quemaduras graves al propietario de la vivienda, un hombre de 87 años, de cuyos cuidados se encargaba la madre del menor fallecido.

Las llamas se originaron en el mediodía de ayer en el número 57 de la calle Agua de Alhama. El Centro de Coordinación de Emergencias 112 recibió el aviso a mediodía y activó un amplio dispositivo. Un helicóptero del 061 trasladó al anciano al Hospital de Traumatología de Granada con el 7 por ciento de su cuerpo y con pronóstico grave. Fuentes sanitarias informaron ayer de que el herido sufría quemaduras en la cara y las manos. El Ayuntamiento de la localidad granadina ha puesto los servicios municipales a la disposición de la madre del bebé fallecido para lo que precise.

En la localidad malagueña de Nerja, un hombre resultó herido la madrugada del pasado jueves por inhalación tras un fuego en su vivienda. Un portavoz del 112 apuntó que dentro de la casa había acumulada una gran cantidad de basura. La víctima tuvo que ser trasladada al Hospital Comarcal de la Axarquía, en Vélez-Málaga, aunque no fue necesario desalojar el inmueble.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios