La búsqueda del niño de Níjar se amplía y se centra en pozos y cuevas

  • Los análisis confirman que el ADN de la camiseta hallada el sábado es de Gabriel Cruz

La búsqueda de Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido en Las Hortichuelas, pedanía de Níjar (Almería), desde el martes pasado, se amplió ayer a un radio de 12 kilómetros. El dispositivo pondrá una especial atención en revisar de forma más técnica y selectiva puntos críticos como pozos, cuevas, balsas y cortijos abandonados. La otra línea de la investigación, no obstante, que abarca un perímetro de seis kilómetros, se mantiene activa.

Los estudios de criminalística realizados en Madrid a la camiseta encontrada el sábado contienen restos de ADN del niño. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, confirmó ayer este extremo a los periodistas en Guadalajara. "Sin duda esa prenda es suya", aseguró Zoido, que tras hablar con los padres del menor difundió esa información en su cuenta de Twitter. "Vamos a seguir trabajando con el mismo ahínco e ilusión, en el mismo orden que se ha venido investigando desde el primer momento con la obsesión de que la felicidad vuelva a esa casa y podamos encontrar sano y salvo a Gabriel", añadió el ministro, que mostró su agradecimiento a las personas que participan en la búsqueda.

Los investigadores revisan ahora de una manera selectiva cortijos abandonados

Ayer participaron en las labores de rastreo medio centenar de voluntarios y unos 200 agentes de la Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil y otros cuerpos como bomberos, de forma voluntaria. La zona de la depuradora de Las Negras, cercana al lugar donde se halló la camiseta, sigue bajo exploración pese a que el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) dieron por finalizada la exploración del embalse. Este entorno vuelve a ser punto de investigación con los perros del Servicio Cinológico, de patrullas de Seguridad Ciudadana y especialistas del Servicio de Montañas de Granada en zonas altas y de acantilados.

Entretanto, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, dijo ayer que "nadie se puede poner en la piel" de los padres de Gabriel. En declaraciones a los periodistas antes de presidir en Sevilla la entrega de los Premios Meridiana 2018, Díaz reveló que el domingo habló con el padre del niño y que "son lamentablemente muchos días en los que se prologa esta situación, con un dolor que sólo un padre o madre puede sentir o imaginar; por mucho que queramos ponernos en el lugar de ellos, son ellos realmente lo que saben lo que están sufriendo".

La presidenta recalcó que son muchísimos los voluntarios que están trabajando en la zona para intentar localizar a Gabriel y que está habiendo una "coordinación total" entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. "Seguiremos trabajando con toda la cooperación y la coordinación necesaria para que se sientan arropados", dijo la presidenta, que lamentó el "dolor enorme" que este suceso está produciendo a la familia. "Lo que deseamos es que cuanto antes aparezca vivo, en buenas condiciones y que pueda volver con su familia", añadió.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, explicó que "seguimos avanzando con todos los medios disponibles y seguimos con todas las líneas de investigación sin descartar ninguna hipótesis y abriendo otras nuevas al objeto de poder aclarar lo antes posible lo sucedido con un buen resultado"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios