La cárcel no da el permiso de navidad al preso más antiguo de España

  • La Junta de Tratamiento de la prisión de Albolote deniega la salida a Miguel Montes Neiro

Comentarios 5

Miguel Montes Neiro está "muy deprimido" tras conocer ayer que la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de Albolote, donde está interno, le denegó el permiso extraordinario solicitado por su familia para que pasase las Navidades en su casa. Sus hermanas y sus hijas -que se desplazaron ayer hasta la prisión- están también "muy decepcionadas" por esta decisión, que recibieron no como "un jarro de agua fría" sino "como si toda la nieve de Sierra Nevada les hubiera caído encima", según informó ayer el abogado y amigo de la familia Martín Eliseo Rodríguez. "Miguel está muy mal y se siente como si le hubieran condenado a otros 20 años de prisión porque tenía esa esperanza después de que le concedieran el indulto parcial", señaló Rodríguez.

La familia se había trasladado al centro penitenciario con la esperanza de que Montes Neiro saliera de prisión pero se tuvieron que "volver con las manos vacías". Ahora, "como la esperanza es lo último que se pierde", sus allegados confían en que el indulto parcial concedido recientemente por el Consejo de Ministros se haga efectivo cuanto antes y el recluso pueda comer las uvas en casa o, al menos, pasar el día de Reyes. "Esperamos que el nuevo ministro acelere el asunto, que está empantanado", indicó.

La Junta de Tratamiento ha denegado el permiso porque no se cumplen los requisitos que exige la normativa, pues tan sólo se otorga en casos muy concretos como el fallecimiento o enfermedad grave de un familiar directo del preso o el alumbramiento de un hijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios