Los científicos recomiendan limpiar zonas del Guadiamar contaminadas

Científicos del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla, dependiente del CSIC, han recomendado que se vuelvan a limpiar algunas zonas del río Guadiamar que no fueron suficientemente descontaminadas tras el vertido tóxico causado hace ahora 18 años por la mina de Aznalcóllar. Este equipo, denominado Foil Plant, realiza un seguimiento científico de la contaminación por metales pesados en la cuenca del Guadiamar desde el 25 de abril de 1998, cuando la rotura de la balsa de residuos de la mina de Aznalcóllar vertió siete millones de metros cúbicos de lodos tóxicos, que contaminaron 4.634 hectáreas del cauce del río.

María Teresa Domínguez, miembro del equipo científico, señaló que, aunque la limpieza del Guadiamar ha sido "un ejemplo mundial" de descontaminación, quedan zonas de la parte norte de la cuenca con niveles significativos de contaminación que requieren de nueva limpieza. La urgencia por actuar tras el desastre ecológico, la dificultad orográfica y otras cuestiones determinaron que la limpieza inicial de la zona alta del Guadiamar no se descontaminara adecuadamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios