"No creo que pertenecer al mundo rural sea pecado"

  • El líder del CUT admite que Valderas no era su candidato a la Presidencia de la Junta por IU, pero que no había más alternativas a falta de tres meses para las elecciones

Comentarios 1

"Que si soy radical, que si soy un antiguo... La lucha por la paz, la lucha contra la pobreza no son el pasado, sino algo que debe estar muy presente en el pensamiento progresista anticapitalista, en la izquierda de hoy", afirma para rebatir a quienes le encasillan en el pasado. La XVI Asamblea de IU le ha elegido cabeza de lista por Sevilla al Parlamento andaluz, desplazando a Diego Valderas a Huelva. La crisis interna sigue latente.

-¿Se cerró la Asamblea en falso?

-No... No se pudo hacer otra cosa, lo contrario hubiera sido una ruptura, un desastre, la liquidación de IU. El pacto pudo haberse cerrado hace cuatro o cinco meses, y quizá mejor, y hubiésemos ahorrado este espectáculo de división. Los cainismos son muy difíciles de arreglar.

-Valderas logró el 85 por ciento de los votos de los delegados como candidato a la Junta, pero ni en 2000 ni en 2004 logró siquiera ser diputado.

-Hombre, es que con el tiempo que quedaba no había posibilidades de pensar en otro nombre. Nosotros, el CUT, propusimos a [José] Cabrero. Al final votamos a Valderas, cuando decidió ir por Huelva y no por Sevilla, para reforzarlo.

-Valderas pide un armisticio hasta después de las elecciones.

-Hace falta una refundación de IU en la que quepa todo el mundo, desde la gente más radical a la más moderada. Si el PCA se impone será un partido disfrazado de otros muchos. Hay que volver a los principios de la fundación de IU: el consenso y el respeto a las bases.

-Ocurre que toda esa pluralidad se ha ido perdiendo desde 1996.

-Sí. Yo creo que con Anguita se perdió el espíritu de IU, de una IU soberana por encima de las decisiones de los partidos.

-Se duda de usted como cartel electoral. ¿Usted cómo se ve?

-¿Por qué no voy a ser candidato? Hay una trayectoria de lucha, de no violencia activa, de compromiso social, de austeridad, de utopía... Hay mucha gente de izquierda que quiere una izquierda más audaz, más antisistema, más con los marginados, con los parados, con un mundo rural que se está destruyendo y más con una ciudad cada vez más inhumana. En la Sevilla de la Expo existen ocho núcleos chabolistas.

-¿Casa usted con el voto urbano?

-No creo que sea ningún pecado pertenecer al mundo rural. Mi discurso es válido para las personas, con independencia de dónde vivan. Nuestras propuestas en vivienda son aplicables en todos sitios: el suelo urbanizable debe ser público, lo que abarataría los precios un 60 por ciento, y las viviendas deben ser ejecutadas por la Junta de Andalucía o por cooperativas. Allí donde gobernamos hacemos viviendas de 90 metros construidos con 100 de patio pagando 15 euros al mes.

-Está hablando de Marinaleda.

-Eso es posible en cualquier sitio. Lo que pasa es que nadie quiere ponerle el cascabel al gato, a los especuladores y a los bancos.

-Hace años usted generó una fuerte polémica por su defensa de Herri Batasuna. ¿Sigue pensando igual?

-Por supuesto. No es que yo estuviese a favor de Herri Batasuna, sino en contra de su ilegalización . Nos parecía que se hacía un grave daño a la Constitución porque a alguien, simplemente por tener una ideología política, sea la que fuere, se le aparque e ilegalice. En el País Vasco hay un problema político y la solución debe ser política, no represiva. El pensamiento no se puede criminalizar. Otra cosa es que alguien cometa un delito: que se le juzgue y vaya a la cárcel.

-Hay un dato que usted obvia: la Justicia ha demostrado que Batasuna, Kas y Ekin son ETA.

-Bueno, eso fue después de la Ley de Partidos, de la cual hemos estado en contra. Es una ley inconstitucional porque con ella se puede ilegalizar a todo aquel que esté en contra del orden establecido. Eso sí, ninguna idea justifica la muerte de un ser humano. Los que defendemos la no violencia no se la admitimos ni al Estado ni a los gobiernos que promueven las guerras.

-Ni a ETA.

-Por supuesto.

-¿Debe ANV poder presentarse a las elecciones?

-Sí.

-¿Y si se demuestra finalmente su vinculación con ETA?

-Hombre, no se puede prohibir a nadie expresarse, pero si los jueces ven que hay delito, que actúen. Pero me parece un error político que todo aquel que tenga un pensamiento independentista o, incluso, franquista o fascista, se le ilegalice. No es bueno que se coarte la libertad de expresión y de organización.

-ANV no condena los atentados de ETA.

-La libertad de expresión debe ser amplia y nadie puede obligarte a decir lo que no quieres decir.

-Volvemos al principio: ¿es ese discurso atractivo para el electorado?

-Bueno, es que ese discurso lo ha defendido Izquierda Unida, lo que pasa es que la gente tira la piedra y esconde la mano.

-Llamazares dijo que IU no perderá un sólo minuto en defender a ANV.

-Llamazares e IU estuvieron en contra de la Ley de Partidos, en contra de la ilegalización de Batasuna y en contra del encarcelamiento de la mesa nacional de Batasuna.

-¿No tiene usted un pacto con Valderas para moderar ese discurso?

-No, no... En el CUT mantenemos nuestro discurso nacionalista. Estuvimos en contra del Estatuto y exigimos que Andalucía tenga en el futuro más poder político, pero vamos a exigir que se cumpla lo aprobado.

-Valderas le ha hecho un guiño al proponer una reforma de los estatutos de IU que le permita compatibilizar la Alcaldía con el escaño de diputado.

-Es que son complementarios, más tratándose de un pueblo de 3.000 habitantes. Ni los estatutos ni las leyes deben enfrentarse a la realidad.

-Usted ya se saltó los estatutos de IU entre 1994 y 1996 al compatibilizar ambos cargos.

-De ese tema habrá que hablar cuando sea parlamentario, que no lo veo tan fácil.

-Supongamos que sea así. ¿Se mantendrá fiel a IU o irá por libre?

-Uno tiene que ser fiel a la verdad que descubre en cada momento. Cuando uno se traiciona a sí mismo traiciona a la formación a la que pertenece. Yo voy a ser fiel a mi conciencia. Estamos consensuando el programa electoral.

-Se supone que el programa fue aprobado en la pasada Asamblea.

-Hay que ver aún cómo se concretan algunas cosas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios