La crisis no merma la previsión de recaudación de la Junta para 2008

  • Griñán dice que, con los 400 euros y la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio, cada andaluz tendrá "1.500 euros más en los bolsillos" · Economía prevé cerrar el año sin déficit, aunque baje el crecimiento

Comentarios 2

El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, aseguró ayer que, aunque la economía andaluza crecerá este año "menos de lo previsto", la Junta de Andalucía recaudará lo que fijó en sus previsiones y acabará sin déficit en sus cuentas. Griñán dejó ver que su departamento, al igual que ha anunciado el Gobierno de la nación, corregirá a la baja la previsión de crecimiento para 2008 -situada en el 3,4%- aunque no lo hará hasta conocer el PIB andaluz del primer trimestre.

"Sea cual sea el desenlace final del crecimiento en este año no vamos a tener problemas para cubrir el presupuesto porque lo cerraremos sin déficit y recaudaremos suficiente para afrontar los gastos", apostilló el consejero tras el acto en el que la titular de Medio Ambiente, Cinta Castillo, tomó posesión de su cartera. Griñán insistió en que Andalucía "ha hecho sus deberes" en los últimos cuatro años, lo que le permite afrontar la desaceleración económica.

También destacó que las medidas fiscales aprobadas por el Gobierno central, con la devolución de 400 euros a cada contribuyente y la supresión del Impuesto de Patrimonio, "ponen a disposición de los andaluces" 1.500 millones de euros, lo que supone que cada uno "tenga en su bolsillo entre 1.400 y 1.500 euros más", que incentivarán el consumo.

Este cálculo, sin embargo, tiene importantes matices ya que sólo una minoria de andaluces tiene obligación de pagar el citado impuesto. Hay que tener en cuenta que, según las previsiones del Gobierno central, tan sólo se beneficiará de la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio un millón de contribuyentes en toda España.

Según los datos de 2005, en ese ejercicio tuvieron obligación de tributar por ese concepto quienes poseían un patrimonio superior a 108.182 euros, aunque en el caso de la vivienda habitual estaba exenta la que valiese menos de 150.253 euros, siempre tomando el valor catastral como referencia, muy inferior al del mercado. CCOO, de hecho, consideró en su momento que la supresión del impuesto era "una buena noticia para una minoría y una pésima decisión para la mayoría de la sociedad" porque beneficia a los más ricos.

Griñán pronosticó también ayer que la implementación del Pacto Andaluz por la Vivienda y el nuevo acuerdo de concertación social reforzarán la economía andaluza en estos momentos de incertidumbre.

Al margen de la situación económica, el Consejo de Gobierno de la Junta acordó ayer la ratificación en sus puestos de cuatro viceconsejeros y el nombramiento de otros siete, aunque el criterio paritario quedó en entredicho ya que sólo dos de los once son mujeres. El equilibrio de sexos que marca la ley, no obstante, debe aplicarse al conjunto de cargos de confianza de primer nivel, que según fuentes del Gobierno andaluz suman una cifra que ronda las 140 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios