La cuentas de Montoro profundizan la grieta del pacto del PSOE y Ciudadanos

  • Marín pide a Díaz que presione para que los socialistas aprueben el Presupuesto y Jiménez acusa a C's de ir "contra Andalucía"

Mario Jiménez y Juan Marín, en el Parlamento. Mario Jiménez y Juan Marín, en el Parlamento.

Mario Jiménez y Juan Marín, en el Parlamento. / josé manuel vidal / efe

Comentarios 1

En Ciudadanos aspiran a dejar de ser bisagra para sustituir al PP y al PSOE en las regiones donde mantienen gobiernos de los dos grandes partidos. Si finalmente ocurre será después del próximo ciclo electoral, pero los diputados naranjas seguirán apuntalando a ejecutivos populares y socialistas. Esa circunstancia los lleva a aprobar en diciembre un presupuesto elaborado por María Jesús Montero y, tres meses después, pedir el voto afirmativo a unas cuentas elaboradas por Cristóbal Montoro. "A nosotros se nos pide responsabilidad en Andalucía, pero el PSOE tiene un discurso aquí y otro en el Congreso", dijo ayer Juan Marín antes de pedirle a Susana Díaz que presione a Pedro Sánchez para que los socialistas permitan que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 salga adelante.

Como suele hacer cuando habla de las cuentas andaluzas, Marín recordó que los números que salen del pendrive de Montoro "no son los nuestros", pero ensalzó la influencia naranja que, según explicó, puede cifrarse en 8.000 millones de euros. Si se obvia ese matiz, el líder andaluz de Ciudadanos hizo una prolija defensa de los Presupuestos estatales. Aseguró que llegarán 600 millones más para "sanidad, educación y políticas sociales" en Andalucía, ensalzó la inversión de 1.478 millones de euros en la región y reveló que la subida de las pensiones y la rebaja del IRPF beneficiarán "a un millón y medio de andaluces".

"¿Y el PSOE dice que esto es un timo", se preguntó el dirigente de Ciudadanos, que también cargó contra los socialistas porque, a su juicio, al rechazar el proyecto de Montoro dejan el futuro del país en manos de "los que quieren romper este país" y los partidos nacionalistas -en especial el PNV- "de las regiones más ricas" que "siguen chantajeando".

Carmen Crespo también se afanó ayer en ofrecer una ristra de argumentos al PSOE para que se sumen al apoyo a los Presupuestos estatales. La portavoz parlamentaria del PP andaluz también esgrimió la bajada de la presión fiscal, el aumento de las pensiones y el crecimiento en las entregas a cuenta, que es el dinero que el Estado cede a las comunidades autónomas para financiar sus competencias. Entre Crespo y Marín hubo un lío de cifras, pues la popular habló de 800 millones frente a los 600 que mencionó Marín. En cualquier caso, la portavoz del PP aseguró que si no se aprueban los Presupuestos, Andalucía dejará de recibir esa cantidad para sufragar los servicios públicos. "Susana Díaz debe decir sí a los Presupuestos y no poner en juego su credibilidad", apostilló Crespo.

Los dirigentes de Ciudadanos y el PP no consiguieron convencer a Mario Jiménez, que aseguró, entre otras cosas, que la subida de las pensiones es "mentira". Para el portavoz socialista en la Cámara, las cuentas estatales son "pésimas" y, por ese motivo, considera "inexplicable" que la formación naranja se haya "alineado" con el PP para ir "contra Andalucía".

"En Ciudadanos deberían reflexionar si su apoyo a los Presupuestos los sitúa al margen del interés general de esta comunidad", insistió Jiménez, que recordó que, con esta postura, el partido naranja vuelve a "ir contra Andalucía" como cree que ya hizo al desmarcarse del acuerdo de financiación alcanzado en el Parlamento. "Del Partido Popular ya sabemos que no le tose a (Cristóbal) Montoro, que es su líder fundamental, lo que da una idea de por dónde van en Andalucía", añadió el portavoz parlamentario socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios