Caso troya El alcalde de la localidad y un concejal están imputados

La cuesta de enero del edil de Urbanismo de Alhaurín

  • La Policía apunta a una fuente alternativa de ingresos de Gregorio Guerra, que pasó el primer mes de 2006 con 73 euros

Comentarios 1

¿Es posible pasar la temida cuesta de enero con menos de 100 euros? A la Policía le parece algo sospechoso y por eso deduce que el edil de Urbanismo de Alhaurín el Grande (Málaga), Gregorio Guerra (PP), imputado en la operación Troya y capaz de pasar enero de 2006 con un gasto aparente de sólo 73,80 euros, puede contar "con dinero en efectivo de procedencia desconocida".

La conclusión aparece en un informe de la Sección de Delincuencia Económica y Blanqueo de Capitales de la Udyco Costa del Sol incluido en el sumario de la operación Troya, en el que ahora mismo hay 26 imputados -incluidos el alcalde de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serón, y su mujer-, acusados de los presuntos delitos de prevaricación urbanística, cohecho y, algunos, de blanqueo. El documento se ha hecho público después de que la instructora haya levantado el secreto que pesaba sobre algunos tomos de la investigación.

La Policía ha hecho con Gregorio Guerra lo que hizo antes con el regidor: analizar su patrimonio y el de su esposa para determinar si ha podido incurrir en actividades ilícitas aprovechando su condición de concejal. Si la conclusión con Martín Serón fue que había "incrementos patrimoniales no justificados", con Guerra se colige que "dispone de fuente de financiación en efectivo ajena a los ingresos devenidos por su actividad profesional". Los investigadores han estudiado los movimientos de las cuentas en las que aparecen como titulares el edil y su esposa. Las pesquisas se centran en dos -una de cada uno- en las que mensualmente se ingresan sus salarios. Sin embargo, hay meses que no se registra movimiento alguno, ni de disposición de efectivo ni de cargo por compras.

El ejemplo más curioso es el de enero de 2006, cuando el matrimonio sólo dispuso de 73,80 euros en las dos cuentas. Pero hay más. En abril y junio del mismo año sacaron 150 euros y en septiembre, 480 euros. El mes que más se recurrió al banco fue noviembre, cuando dispusieron de 1.335 euros. En cualquier caso, a los investigadores no les salen las cuentas porque, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el gasto mensual en 2006 de una familia de dos miembros se situó en los 1.700 euros.

El informe recalca que el edil, debido a su cargo, debería tener unos gastos elevados por "vestido, calzado o compromisos sociales" y que el desembolso por los artículos de alimentación fue "nulo". Otro apunte es que las anotaciones manuscritas sobre los presuntos cohechos de empresarios, localizadas en el registro de su despacho, indican que en enero de 2006 supuestamente se formalizaron pagos de los constructores por 51.774 euros. Esa financiación desconocida que se achaca a Guerra, "dada la coincidencia temporal con los presuntos cohechos investigados, pudiera tener su origen en los mismos, lo cual vendría a confirmar la presunta materialización de los referidos pagos", dice el informe.

Un año después del estallido de la operación Troya, el sumario ya no está bajo secreto. Preguntado ayer por el caso, Martín Serón se limitó a decir que están contentos "porque no tienen nada" y que espera que "la pesadilla se acabe cuanto antes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios