josé fiscal. consejero de medio ambiente y ordenación del territorio

"En la defensa de Doñana es preferible pasarse a quedarse corto"

  • La Junta insiste en que está dispuesta a oponerse al proyecto de Gas Natural "hasta las últimas consecuencias"

  • "El PP sólo se acuerda del agua en elecciones", lamenta el consejero

José Fiscal, consejero de Medio Ambiente, en el Paseo de la Ría en Huelva. José Fiscal, consejero de Medio Ambiente, en el Paseo de la Ría en Huelva.

José Fiscal, consejero de Medio Ambiente, en el Paseo de la Ría en Huelva. / josué correa

-¿hasta dónde está dispuesta la Junta a llegar en su oposición al proyecto de Gas Natural en Doñana?

-Hasta las últimas consecuencias. Creemos que ni Doñana ni su entorno son lugares para un almacén subterráneo de Gas Natural. Tenemos herramientas para impedirlo dentro del parque, pero fuera es más complicado si no se consideran los cuatro proyectos como uno solo. Utilizaremos, y ya lo estamos haciendo, todas las herramienta jurídicas para evitarlo. Siempre hemos mantenido que parcelar ese proyecto no tiene sentido.

No vislumbro que a largo plazo sea necesario ampliar la protección terrestre del parque"

-¿No ha habido ningún error? Ustedes dieron el visto bueno ambiental a una parte del proyecto.

-No. En su momento no había manera de negar la autorización ambiental. Pero es que han surgido cuestiones que demuestran la inseguridad de la instalación. El CSIC alerta de carencias y riesgos sísmicos, de inundación de los pozos, de puesta en peligro del acuífero. Lo dice el instituto geominero también. Dos instituciones que dependen del Gobierno español. La postura de la Junta desde el principio es que dentro de Doñana no se iba a permitir.

-¿La Junta asumiría los cientos de millones que la empresa le reclama si se tumba el proyecto?

-Sí. Nosotros no podemos poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos por debajo de nada. Eso es lo que nos mueve. La seguridad, la garantía ambiental, la protección de Doñana.

-Con la sensibilidad ambiental que hay en Huelva y alrededor de Doñana, ¿se equivocó al montar un puesto de mando (PMA) avanzado con el vertido de Cepsa de hace diez días?

-Vamos a llamar a las cosas por su nombre. El PMA no lo dispone el consejero de Medio Ambiente, lo hace la Consejería de Interior. El PMA es una decisión técnica del 112 de Huelva. En cualquier caso, si hubiera dependido de mí lo habría montado. Porque en la defensa de Doñana es preferible pasarse que quedarse corto.

-Pero sus palabras tensaron la relación con el Gobierno. ¿Puede romper la colaboración interadministrativa?

-No. Más allá del rifirrafe que hubo, hablé con el delegado del Gobierno y nos entendimos a la perfección.

-¿La protección de un entorno cada vez más amplio de Doñana resta posibilidades de desarrollo a Huelva?

-Eso es una manera equivocada de entender el desarrollo económico. O es sostenible o no es. A estas alturas del siglo XXI debiera estar claro. Un espacio natural no debe ser un freno al desarrollo en ningún caso. Hay signos más que evidentes de que los municipios que están asentados alrededor de un espacio natural protegido tienen una economía superior.

-¿Hay planes de incrementar la zona protegida?

-Ahora mismo no. Por la zona terrestre no. Hay una intención en la zona marítima, pero en la terrestre no vislumbro que a largo plazo sea necesario ningún tipo de ampliación.

-¿El Rocío pone en peligro a Doñana?

-No, en ningún caso. Lo dije en la asamblea de hermandades. El Rocío es muchas cosas y una esencial es naturaleza. Por tanto los rocieros deben ser los primeros interesados en mantenerla intacta para disfrutar de ella, y lo hacen. Creo que Doñana tiene problemas mucho más importantes.

-La presión agrícola sigue siendo una realidad alrededor de Doñana, ¿se plantea medidas más tajantes visto que se retrasan las infraestructuras hidráulicas necesarias?

-Era un problema y lo abordamos con el plan de la corona norte. Creo que hay un antes y un después. Ese es el mejor aval que pueden presentar en Europa los agricultores del entorno de Doñana. Es el mejor sello de sostenibilidad.

-Pero para desarrollarlo del todo hace falta que llegue el agua.

-Por supuesto, yo estoy a favor del trasvase del Tinto-Odiel-Piedras. Lo que no entiendo es que no haya llegado aún. Es que el PP, que es el competente, sólo se acuerda del agua cuando hay elecciones. Nosotros estamos dispuestos a arrimar el hombro en lo que debamos, pero lo cierto es que no llega y los agricultores están desesperados y yo los entiendo.

-¿En qué situación se encuentra el acuífero en estos momentos?

-Según los últimos datos del CSIC había algunas zonas que han mejorado notablemente y otras que no y que hay que seguir trabajando. Somos moderadamente optimistas y cuando el plan de la Corona Norte tenga un grado de aplicación mayor la cosa mejorará.

-Las organizaciones agrarias criticaron que uno de los motivos por los que se produjo el incendio de Moguer del año pasado fue que no se sacan los aprovechamiento agrícolas y forestales por culpa de la Junta ¿qué opina de eso? ¿Qué tienen previsto hacer en este sentido?

-Eso es algo recurrente. Para quien se agarra a la crítica fácil es muy socorrido decir que no se habían adoptado las medidas preventivas suficientes. No hay ninguna comunidad en España en la que se invierta más en prevenir los incendios. Quien sabe de incendios sabe que aquello fue imparable, que la superficie potencial de arder si no se hubiese actuado como se hizo entre todos se hubiesen quemado 40.000 hectáreas y lamentablemente sólo fueron 10.000. Aunque claro que siempre se puede hacer más.

-¿Se plantea revisar los planes de protección?

-Nosotros tenemos planes que permiten actuar en terrenos públicos. Se ha actuado en Doñana y su entorno como en otras zonas. Luego están las ayudas, que creo que es a lo que se refiere alguno, que después de mucho tiempo están empezando a convocarse. Creo que en el momento en el que estamos criticarlo no es lo más acertado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios