La desaceleración económica no lastra el turismo en Andalucía

  • El consejero de Turismo, Luciano Alonso, asegura que este verano habrá un "crecimiento ilusionante", ya que prevé un aumento del 5% en las pernoctaciones

La desaceleración o crisis económica mundial no parece afectar al sector turístico y eso beneficia a los grandes destinos como es el caso de Andalucía. El consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso, vaticinó ayer que este verano habrá un "ilusionante crecimiento" en el volumen de pernoctaciones hoteleras -número de noches que duerme un turista en un hotel-, con un alza prevista del 4,8% hasta alcanzar los 21,6 millones en toda la comunidad. El mayor aumento se producirá en septiembre (5,2%) y el menor en agosto (4,6%).

Estos datos, muy positivos en un contexto económico como el actual, vendrían a consolidar el buen comportamiento que el sector turístico está teniendo en lo que va de año. Entre enero y mayo los hoteles andaluces recibieron 6,1 millones de turistas, un 1,5% más, y registraron 15,9 millones de pernoctaciones, un 2,4% más. Este volumen coloca a Andalucía como la segunda región española con mayor movimiento hotelero por detrás de Canarias, que en los cinco primeros meses del año contabilizó 19,9 millones de pernoctaciones con un incremento del 6,4%. La cuota de mercado andaluza en el conjunto nacional es del 17,6%.

"Los resultados son buenos y hemos crecido en casi todos los indicadores [en el aspecto negativo ha caído la ocupación hotelera 1,1 puntos hasta un 44,5% aunque las plazas hoteleras han aumentado un 4,4%] por lo que sólo podemos decir que estamos muy satisfechos", apuntó Alonso, quien destacó que "estas cifras demuestran la estabilidad del turismo en tiempos de desaceleración económica". Un buen aval para esos datos es que, pese a que el precio del petróleo se ha disparado -afectando a los bolsillos tanto de los viajeros como de las compañías aéreas y otras empresas auxiliares- la Organización Mundial del Turismo (OMT) espera que este año el número de turistas en el mundo se incremente entre un 3% y un 4% hasta alcanzar los 925 millones de personas.

No obstante, Andalucía no se puede dormir en los laureles porque la competencia es enorme. Alonso hizo hincapié en que "muchos turistas miran el precio y la calidad del servicio, pero también son importantes otros factores como la cercanía o la hospitalidad y Andalucía es un destino único en estos aspectos".

Los propios andaluces lo saben mejor que nadie ya que son el principal cliente de la región. Entre enero y mayo los hoteles de la comunidad sumaron 8,2 millones de pernoctaciones de turistas españoles, un 0,5% más, y de esos casi la mitad son andaluces. Los extranjeros, por su parte, realizaron 7,6 millones de pernoctaciones en Andalucía, lo que supuso un crecimiento del 4,6%.

La intención de los gestores turísticos andaluces, como no podía ser de otra forma, es atraer al mayor número posible de viajeros e intentar que éstos aumenten su gasto en la región. Sin embargo, y pese a los buenos números del sector en lo que va de año, tanto Alonso como su equipo saben que no es algo fácil. "Tenemos que estar atentos a las señales que nos manda el mercado para decidir qué estrategia seguir a corto, medio y largo plazo porque está claro que ahora hay un nuevo tipo de turista que utiliza mucho las nuevas tecnologías, que se organiza su propio viaje y que podría decirse que es más cálido y pasional", señaló el consejero.

La Junta, por su parte, pone sobre el asador un importante número de inversiones a través de varios planes como el de Turismo Sostenible, el de Marketing, el de Playas o el Qualifica, éste último específico para la Costa del Sol, entre otros, pero Alonso reclamó a los empresarios que "sepan aprovechar mejor las oportunidades y cambien de mentalidad", por lo que les exigió una mayor apuesta por la innovación y el desarrollo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios