"Mi hijo desea morir", dice el padre del presunto autor del accidente

  • El progenitor aseguró ayer que toda la familia está destrozada por lo sucedido, que su hijo sólo se había tomado dos cervezas y que no adelantó por la derecha

Comentarios 1

El padre del hombre de 28 años que supuestamente provocó que volcara el autobús en el que viajaban unos 40 turistas fineses el pasado sábado y dejara nueve víctimas mortales dijo ayer que toda la familia "está destrozada". El hombre también expresó, en declaraciones a la cadenaSER, que su hijo "cuando se despierta y está lúcido dice que desea morir".

Además, el joven, de iniciales J. G. R., que esa tarde venía de casa de su novia en Fuengirola, sostiene que sólo se había tomado dos cervezas y que no adelantó por la derecha.

Éstas son las primeras palabras del presunto causante del accidente, que todavía no ha declarado ante la juez que lleva el caso, la titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Torremolinos. J. G. R. todavía se recupera de sus heridas en el Hospital Clínico de Málaga donde puede permanecer ingresado unos 15 días, según un informe realizado por un equipo médico forense.

Todo ocurrió en un segundo, pero con un resultado fatal. Las nueve víctimas del accidente serán serán repatriadas mañana viernes a Finlandia, mientras que 12 de los 13 heridos que aún permanecen en hospitales locales lo harán un día después en un avión sanitario fletado por el Gobierno finés. Así lo confirmó ayer Päivi Muma, jefa de equipo del área psicosocial de Cruz Roja Finlandia.

Los restos mortales de los nueve fallecidos ya han sido embalsamados y se encuentran en cámaras frigoríficas del Parque Cementerio de Parcemasa, según confirmaron fuentes cercanas al caso.

El Instituto de Medicina Legal de Málaga entregaba el martes a la Policía Científica de Finlandia las actas de identificación, informes que también fueron remitidos al juez instructor para que autorizara la repatriación.

Los nueve cuerpos fueron trasladados el martes por la noche desde el Instituto de Medicina Legal al Parque Cementerio donde fueron embalsamados y preparados para su repatriación.

En cuanto a los heridos, 12 serán trasladados el sábado en un avión hospital fletado por el Gobierno finés, acompañados de nueve familiares, que actualmente se encuentran hospedados en el hotel Griego Mar de Torremolinos. En el avión también viajarán los miembros del equipo de Cruz Roja Finlandia que estos días ha prestado tanto ayuda psicológica como médica a los familiares.

La jefa de equipo del área psicosocial de Cruz Roja Finlandia, Päivi Muma, explicó ayer que con este traslado se completa el regreso de los heridos. Sólo permanecerá en Málaga la mujer en coma que está ingresada en el hospital Carlos Haya y que "debido a su delicado estado es imposible su traslado a Finlandia". Esta mujer se quedará al cuidado de los miembros de la Iglesia Evangélica y Luterana de la Costa del Sol, ya que ha sido imposible que ningún familiar se traslade a Málaga.

Muma también destacó que los pacientes se sienten muy bien atendidos por los sanitarios españoles y se muestran muy agradecidos: "Se han sentido muy bien tratados y nuestros doctores se han quedado muy satisfechos por el trato médico que han recibido estos días", explicó. En cuanto al estado psicológico de los heridos señaló que muchos de ellos han estado varios días en estado de shock, pero que "poco a poco van aceptando todo lo sucedido y se muestran muy apenados por lo ocurrido".

El avión llegará a España el viernes y está previsto que vuelva a Finlandia en la madrugada del sábado junto con un equipo sanitario compuesto por cuatro médicos y cinco enfermeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios