La división del hígado hecha en Córdoba dará cobertura al trasplante infantil

  • El Hospital Reina Sofía segmentó en dos partes el órgano de un donante y las injertó en un adulto y un bebé de seis meses

Comentarios 4

Hospitales como el de La Paz de Madrid o el Vall d'Hebron de Barcelona han mostrado ya su interés en la técnica conocida como split in situ, realizada en el el Hospital Reina Sofía de Córdoba, para incorporarlo a sus servicios. El complejo sanitario presentó ayer el trasplante de un hígado usando esta técnica, que consiste en dividir en dos partes el órgano e implantarlo en dos pacientes; en este caso a un niño de seis meses y cinco kilos de peso y a un paciente adulto.

Entre el 15% y el 20% de los hígados donados reúnen las características para que puedan ser compartido y el Hospital Reina Sofía realiza cada año entre 10 y 15 trasplantes hepáticos infantiles. Con esta posibilidad de segmentar el hígado en dos partes, la demanda de trasplantes infantiles en el estará más que cubierta. Se trata de la primera vez que se lleva a cabo un trasplante de estas características en Andalucía y, según explicó el director de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía General y Digestiva del Reina Sofía, Sebastián Rufián, el protocolo de actuación para compartir el órgano "es pionero en España". El cirujano incidió también en el carácter solidario de los adultos que necesitan un trasplante para compartir su órgano con un menor. Así, detalló que el 90% de los adultos que están en lista de espera para recibir un trasplante de hígado "aceptan que se comparta con un niño a pesar del riesgo que conlleva". Señaló también que el receptor, aún después de haber consentido esta división, puede retractarse de la decisión y no perder su turno en la lista de espera.

La técnica se llevó a cabo en un hospital de Jaén, donde se realizó la extracción y división del hígado. Un proceso en el que los médicos emplearon entre tres y cuatro horas, según detalló uno de los cirujanos que participó en la operación, Javier Briceño. Una de las partes del órgano, en concreto, la derecha, viajó hasta el Reina Sofía, donde fue injertado en el bebé, que sufría una atresia de vía biliares extrahepáticas, que ahora se recupera favorablemente y que podrá llevar una vida normal. El resto del órgano fue trasplantado en el mismo día a un adulto en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada. Briceño destacó que la división del hígado es un proceso "complejo" y que se tiene que realizar con "mucha cautela". Incidió en que "si la división de los segmentos no se hace de forma adecuada no se podrían llevar a cabo los dos trasplantes o se perjudicaría a uno de los receptores" y añadió que desde que se llevó a cabo la extracción hasta que el hígado se implantó en ambos pacientes transcurrieron 11 horas.

Además de cubrir toda la demanda de trasplantes infantiles, este nuevo procedimiento también genera otra serie de beneficios, tales como la disminución del tiempo de isquemia, una mejor identificación de las estructuras vasculares y biliares durante la división del órgano y, además, se producen menos hemorragias y menos complicaciones.

El coordinador del programa de trasplante hepático infantil del Reina Sofía, Pedro López Cillero, incidió en la importancia de contar con este procedimiento y recordó que su incorporación es el resultado de dos años de preparación entre los hospitales Virgen del Rocío, de Sevilla, Carlos Haya, de Málaga, Virgen de las Nieves, de Granada, el propio centro cordobés y la Coordinación Automática de Trasplantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios