La familia de una escocesa desaparecida en San Roque en 2015 ofrece una recompensa

La familia de Lisa Brown, una escocesa que desapareció en San Roque el 4 de noviembre de 2015 cuando tenía 31 años, ha ofrecido una recompensa de 100.000 libras (114.386 euros) por cualquier información "sustancial" que ayude a la investigación sobre su paradero. Las alertas sobre la desaparición de Brown saltaron aquel día porque no fue a recoger a su hijo, que entonces tenía ocho años, al salir del colegio.

Casi dos años y medio después nada se sabe del paradero de esta mujer que llevaba en España catorce años y que trabajaba en Gibraltar en un centro de atención telefónica. Residente en Guadiaro, una pedanía de San Roque cercana a la urbanización Sotogrande, Brown estaba además a punto de estrenar un nuevo trabajo, justo el día después de su desaparición.

Con el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, de las autoridades españolas y de la organización benéfica británica Crimestoppers, la familia ha emprendido ahora una campaña para pedir alguna información que pueda ayudar a la investigación.

"La investigación está abierta, se sigue trabajando con todo empeño", explicó ayer su hermano Craig Douglas, en una rueda de prensa junto con el embajador británico en España, Simon Manley; Roger Critchell, director de operaciones de Crimestoppers, y el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz. Douglas cree que en la comunidad angloparlante de la zona impera la "ley del silencio" en relación con la desaparición de su hermana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios