La fábrica de los sueños

  • Andalucía es la comunidad donde la marca alicantina Famosa vende más juguetes al año, el 29% de su producción.

A simple vista, parece una fábrica como cualquiera de las otras que se levantan sobre el gris territorio industrial de Ibi y Onil, más conocido como el Valle del Juguete de la provincia de Alicante. Se trata de dos mastodónticos centros de 30.000 metros cuadrados revestidos de una piel de tonos oscuros y unas cristaleras que no advierten en absoluto que en su interior se escoden muchos miles de juguetes, algunos ya empaquetados y perfectamente dispuestos para su distribución, y otros todavía en proceso de fabricación. Famosa, las siglas de la compañía que nació en 1957 con el nombre de Fábricas Agrupadas de Muñecas de Onil SA, es una factoría de sueños para los niños. Aquí se sopla e inyecta el plástico para la elaboración de originales casas y coloridos toboganes especiales para jardín, entre otros muchos de los productos outdoor de Feber. Se ensamblan asimismo numerosos modelos de correpasillos y coches de batería que, como el Ferrari California, son un calco de aquel otro de unos 430 CV y más de 300 kilómetros por hora que está al alcance de pocos bolsillos.

Las cifras que maneja la línea Feber de Famosa muestran claramente su protagonismo en el sector del juguete. Las alrededor de 200 personas que hay empleadas entre sus dos módulos gastan alrededor de 20 millones de kilos de materiales plásticos para fabricar nueve millones de piezas por el sistema de inyección y casi un millón por el método de soplado, un sistema éste último que infla el polietileno hasta conseguir esas piezas que, unidas, componen casas como Villa Feber o Feber Mansión, quizás dos de los mejores ejemplos de la producción outdoor. De la planta de Ibi salen cada año 650.000 unidades de la línea Feber, de las que un alto porcentaje aparecen cada 25 de diciembre y 6 de enero en millares de hogares españoles con motivo de la Navidad y la fiesta de los Reyes Magos.

La mano de obra, como la de los duendes de Papá Noël del paraíso de Laponia o los pajes de Sus Majestades, es anónima. Nadie de fuera de la fábrica conoce sus nombres, pero de sus manos emanan todos aquellos artículos que los niños han marcado con una equis en las publicaciones comerciales editadas con motivo de la llegada de las fiestas navideñas.

Efectivamente, en torno al 60% de los productos de Famosa se comercializan entre los meses de noviembre y diciembre. Es por eso que en estos 60 días trabajan a destajo en la zona de máquinas y las cadenas de montaje, localizadas en uno de los tres centros del complejo de Ibi que se encuentran comunicados por un túnel subterráneo que cruza la avenida de este polígono industrial. En el caso del Ferrari California, uno de los productos estrella de la gama Feber, más de una decena de trabajadores instalan el cableado, retrovisores, volante, neumáticos, batería y ajustan todas las piezas. "Se comprueba todo al cien por cien", afirma uno de los responsables de la planta. En total, hasta nueve cadenas de montaje para ensamblar las piezas que previamente se han inflado y soplado y componer todos esos juguetes que se convierten en el sueño de millones de niños.

Pero, sin duda alguna, la zona noble, aquella que despierta la ilusión de los niños y enciende la llama de la infancia a los adultos, es el llamado show room. En este salón de gigantescas proporciones se presentan todos los productos de la compañía, desde los citados Feber outdoor hasta una amplia gama de vehículos y correpasillos -llama la atención la réplica del monovolumen de Fernando Alonso-. Valentín Bravo, director del departamento de I+D de la empresa, recorre la sala y se detiene en algunos de los productos que seguramente tendrán más tirón en la campaña de Navidad. De la zona Nenuco destaca el restaurante, "basado en la realidad, en lo que comen los niños, en quitar y poner la mesa".

También están los nuevos Pin y Pon; la línea I love Minnie, que representa a una niña a la que le gusta todo lo que tenga que ver con la popular amiga de Mickey Mouse; las Barriguitas; y la Nancy. "Los niños nos dicen que le gusta la Nancy, y no otra muñeca, porque la pueden abrazar", espeta Bravo, que destaca que esta muñeca es una niña de unos 11 o 12 años de edad. La Nancy Scooter puede ser, en términos del directivo de Famosa, "un producto con buena salida".

Andalucía es la comunidad en la que Famosa vende mayor número de juguetes al cabo del año. Según los datos aportados por esta compañía, el 29% de sus artículos llegan a hogares andaluces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios