La familia de la menor irlandesa desaparecida en Mijas pide ayuda

  • La adolescente desapareció la noche del pasado 1 de enero cuando se dirigía a su domicilio · Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil activan un dispositivo de búsqueda por tierra y aire

Comentarios 0

La familia de Amy Fitzpatrick, la joven irlandesa de 15 años desaparecida el pasado 1 de enero en Mijas Costa, imploró ayer ayuda ciudadana, y también la de la colonia británica que reside en la zona, para recabar algún dato que permita encontrar a la adolescente, de la que no saben nada desde hace cinco días.

La noche que desapareció, Amy había quedado con su amiga Ashley para hacer de canguro en la urbanización Calypso, y la última vez que la vieron fue el día de Año Nuevo, sobre las 22.00 horas, camino de su casa, situada a menos de un kilómetro de distancia, en Las Lomas de Riviera Club.

La madre de la menor, Audrey Fitzpatrick, pidió la ayuda de los medios de comunicación españoles y británicos, y solicitó a los vecinos que se pongan en contacto con la Guardia Civil si tienen alguna información en los teléfonos 062, 112 o 636079619. La mujer se dirigió especialmente a la comunidad británica residente en Calahonda. Amy es irlandesa, vive en Mijas desde hace cinco años y la mayoría de sus conocidos son ingleses o escoceses.

"Una niña no puede desaparecer de la faz de la tierra, cualquier pequeña información es útil", explicó la madre en su comparecencia, en la que no permitió preguntas de los medios. "Reconocemos que la comunidad británica es cerrada, pero pedimos por favor que miren hacia atrás y traten de recordar cualquier dato o si vieron a una adolescente sola esa noche". Amy es "una chica popular en el colegio y tiene muchos amigos en la zona", afirmó.

"Tengo mucho miedo y estoy aterrorizada de que alguien se haya llevado a Amy y la esté reteniendo por la fuerza, en ese caso, por favor déjenla ir", imploró la madre, que también dirigió unas palabras a su hija: "Si has decidido marcharte, por favor, vuelve. Tu hermano Dean te echa de menos y todos te queremos mucho. No tienes ningún problema, sólo queremos que vuelvas, no tengas miedo".

Nicol, la prima de Amy, también se dirigió a la joven para rogarle que se ponga en contacto con ella. "He volado hoy hasta aquí desde Irlanda para verte; si oyes este mensaje, llámame o mándame un texto al 686044181; donde sea que estés, sólo dime que te encuentras bien". La chica, para saber que es ella quien contesta, le lanzó una pregunta clave con la que puede responder: "¿Cómo se llama el hijo de Bernardine?".

La comparecencia tuvo lugar ayer en el Hotel Océano Beach. El portavoz de la familia, Franco Rey, explicó que no tienen ninguna pista ni información sobre el paradero de la joven. También estuvo presente el compañero sentimental de la madre y padrastro de Amy, Dave Mahon. El padre de la niña se desplazará mañana a Málaga desde Irlanda.

La familia asegura que la adolescente no tenía problemas en casa y cree que no se ha ido por su propia voluntad. Está repartiendo carteles con su foto por toda la Costa del Sol, en los que se detalla su aspecto físico y cómo iba vestida. Es muy delgada, tiene el pelo oscuro y la piel pálida y llevaba puesto un abrigo negro, una camiseta negra de la marca Diesel y un jersey oscuro. Es una chica tímida y tranquila y tiene acento irlandés. La familia ofrece una recompensa a quien facilite información para dar con ella.

Varios equipos de la Guardia Civil, la Policía Local y Protección Civil han peinado la zona desde el pasado 3 de enero. Cuentan con la ayuda de un helicóptero y de especialistas llegados desde Sevilla.

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios