El fiscal pide cárcel para un ex alcalde que toleró el exceso de ruido de un local

La Fiscalía de Granada ha solicitado dos años de prisión y multa de 2.100 euros para el ex alcalde de Deifontes (Granada), el socialista Manuel Espínola, por presuntamente no tomar medidas contra un local del municipio con un límite de ruidos superior al legalmente establecido, por un delito contra el medio ambiente y dos delitos de lesiones. El fiscal también acusa al dueño del local, al que atribuye un delito contra el derecho fundamental al medio ambiente y la calidad de vida de las personas y dos delitos de lesiones, por los que se enfrenta a seis años y medio de prisión, multa de 9.000 euros e inhabilitación especial para la profesión u oficio por tiempo de cuatro años. Los dos acusados serán enjuiciados los próximos días 14 y 15.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios