Algeciras

Un gato, asesinado de un disparo en el patio de una casa de Algeciras

  • Estaba jugando cuando le pegaron un tiro desde la calle

  • Otro felino recibe un balazo en un ojo en una casa cercana

Comentarios 19

Esta es la historia de la extraña y cruel muerte de un animal y del estupor que ha causado en una familia del Rinconcillo, en Algeciras. Esta es la historia del asesinato de Cronos, un gato atigrado de color naranja al que alguien le pegó un tiro el sábado por la tarde sin que nadie acierte a imaginarse por qué. Y no es el único, porque en una casa cercana otro felino recibió un balazo en un ojo y hoy será intervenido para intentar salvarle la vida.

El gato fallecido estaba jugando como cada día en el patio de la casa, mientras la familia hacía su vida dentro. Cronos era muy afable y cariñoso y andaba correteando con un gato de un vecino. De repente el animal empezó a chillar y entró en la vivienda, sangrando y dando convulsiones. Detrás dejó un reguero de sangre desde el lugar en el que se encontraba cuando alguien le atacó. La dueña del gato corrió con él a una clínica veterinaria. Le hicieron una radiografía y entonces descrubieron que alguien le había disparado. Una pequeña bala le había atravesado el bazo y le había dañado el hígado y el intestino, así que el animal falleció pese a los esfuerzos del veterinario por salvarle la vida.

A Cronos le extrajeron un balín del 4,5 de punta plana, que suelen dispararse con una escopeta de aire comprimido. En un principio la familia pensó que alguien le había disparado desde alguna de las casas de alrededor, puesto que el patio en el que se encontraba está rodeado de muros altos. Pero una vez comprobado el tamaño del balín, los dueños de Cronos sospechan que tuvieron que darle el tiro desde muy cerca, porque la escopeta no tiene fuerza para matar así a un animal a cierta distancia. De modo que creen que alguien lo llamó desde la calle y, como Cronos se acercaba a cualquiera en busca de una caricia, cuando el animal se aproximó a la verja, el criminal en cuestión le colocó la escopeta en el costado y le disparó.

La familia tiene previsto presentar hoy una denuncia porque teme que vuelva a suceder y quiere que se investigue en la medida de lo posible. Vecinos y amigos están escandalizados ante la presencia de alguien que anda pegándo tiros por el barrio. Es algo que entraña peligro para los animales y para las personas. Muy normal no es, la extraña muerte del gato Cronos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios