Tres heridos leves en la persecución de una lancha llena de hachís en Chipiona

  • Vigilancia Aduanera requisa 2 toneladas y detiene a 3 personasLa Federación Provincial Antidroga alerta de que se están incrementando

Efectivos de Vigilancia Aduanera consiguieron detener a tres personas y aprehender un total de 1.800 kilos de hachís en una operación desarrollada en la madrugada del martes en aguas de Chipiona, que terminó con tres heridos leves al caer al mar los agentes y los supuestos narcos en la persecución de la zodiac cargada con droga.

La actuación, denominada 'Vigía' por la Agencia Tributaria, comenzó sobre las 02:00 horas de la madrugada del lunes al martes, cuando los agentes de Aduanas localizaron una embarcación neumática-semirrígida que navegaba sin luces hacia la costa de la zona conocida como Punta de Montijo, en el término municipal de Chipiona. Fue entonces cuando Vigilancia Aduanera montó un dispositivo con varias unidades por tierra, mar y aire, que dio lugar a una espectacular persecución iniciada sobre la cuatro de la madrugada, cuando los tripulantes de embarcación cargada con droga detectaron a la patrullera Generalife I e intentaron huir.

Después de varios quiebros en su intento de huida, las dos embarcaciones terminaron chocando. La zodiac auxiliar de la patrullera Generalife I utilizada para alcanzar a la neumática volcó, cayendo al mar los cinco agentes que iban a bordo. La que llevaba el hachís no volcó, pero los tripulantes también cayeron al agua fruto del impacto.

En esa situación, y en un sitio además en que las aguas podían ser peligrosas, uno de los agentes consiguió llegar nadando hasta la neumática y detener a dos de los narcotraficantes, que también habían logrado subir. El resto de agentes llegaron luego a la playa, sujetos a su zodiac volcada. La tercera de las detenciones fue realizada por la Policía Nacional de Sanlúcar en las inmediaciones de la zona, en una actuación en la que también colaboró la Policía Local del municipio.

Uno de los agentes de Vigilancia Aduanera resultó herido leve, al igual que dos de los apresados, que son todos de nacionalidad marroquí y que en las próximas horas pasarán a disposición de un juzgado de Sanlúcar de Barrameda. En la lancha semirrígida se encontraron un total de 60 fardos de arpillería, que arrojan un peso total de 1.860 kilogramos de hachís.

La operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones. De hecho, se baraja que en la neumática perseguida pudiera haber ido a bordo alguna persona más, aunque sólo es una posibilidad debido a la oscuridad en la que se desarrolló la actuación antidroga. Vigilancia Aduanera estuvo rastreando la zona sin que diera fruto, tanto para encontrar al posible cuarto tripulante o algún fardo más con sustancias estupefaciente que hubieran arrojado o caído al mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios