La hipótesis del secuestro de Mari Luz gana fuerza tras declarar un testigo

  • La familia rechaza el testimonio y pide el cese de los falsos rumores

Comentarios 1

La declaración de un testigo ante la Policía para intentar arrojar pistas al caso de la desaparición de la niña Mari Luz Cortés ha reforzado en las últimas horas la tesis del secuestro de la menor, acontecido el pasado domingo 13 de enero en la barriada onubense del Torrejón, cuando la pequeña salió de su casa sola a comprar chucherías. A pesar de todo, los investigadores no descartan ninguna de las hipótesis que se barajan en este tipo de sucesos.

Esta fuente echa por tierra la "soledad" de la calle cuando ocurrieron los hechos y advierte que en el entorno del quiosco había mucha gente viendo carreras de coches. Y añadió que observó a una niña [Mari Luz] hablando al parecer de forma amigable con quien podría ser su supuesto secuestrador. Este extremo hace pensar que la niña conocía a esta persona. Siempre según este testimonio, fue en ese momento cuando se desencadenaron los hechos: "Un hombre alto y corpulento asió a la niña por la cintura, la elevó del suelo y se la echó a un costado para llevársela", dijo.

El padre de Mari Luz Cortés, Juan José Cortés, ha rechazado esta información y negado el testimonio de esa fuente que dice vio el rapto. Cortés afirmó que la niña nunca cruzaba una calle sola y menos sin permiso de su familia. El padre reiteró ayer su petición para que cesen los falsos rumores que apuntan a que la niña ha sido vista y que sólo logran entorpecer la acción policial. La investigación ha abundado en evitar falsas expectativas y recuerda que hace unos días otro testigo aseguró haberla visto montándose en un autobús urbano y otro que la había reconocido en un mercadillo de Sevilla. En este sentido, han lamentado la proliferación de falsos indicios e insisten en que la Policía no cuenta aún con ninguna hipótesis concreta sobre lo que ha podido ocurrirle a la niña. El dispositivo de búsqueda de Mari Luz Cortés se desplaza hoy a los términos municipales de Moguer y Mazagón, en la zona de Las Peñuelas, después de que los intentos de hallar pistas hasta ahora no hayan tenido ningún resultado. Juan José Cortés realizó un llamamiento a la población para que participe en las batidas de búsqueda de su hija. La familia ha comenzado a repartir entre la población lazos verdes para exigir su libertad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios